Capta a 3 ositos tomándose de las manos y bailando en medio del bosque, pensó que se imaginaba

Todos deseamos vivir en un mundo mejor, en el que exista paz y armonía entre todos los seres vivos, y la Naturaleza deje de estar amenazada por los humanos. Las fotografías capturadas por un fotógrafo amateur nos dejan ver cómo sería ese mundo ideal que muchos soñamos.

¡Es increíble!

Y es que un maestro en Finlandia ha logrado capturar lo que podría estar entre las mejores fotografías de vida silvestre que jamás hayan aparecido en Internet, al haber capturado a tres cachorros de oso, parados sobre sus patas traseras en un circulo, como si bailaran juntos.

El nombre del hombre en cuestión es Valtteri Mulkahainen, un profesor de educación física de Sotkamo, Finlandia, que dedica su tiempo libre a su pasión por la fotografía. A lo largo de los años, ha logrado fotografiar algunas escenas increíbles de la naturaleza que comparte en su página de Facebook.

Sin embargo, hay un conjunto de fotografías que sobresalen de las demás como una colección de imágenes particularmente increíble, que nunca hubiéramos creído si no existieran pruebas de su veracidad.

Fue en junio de 2013 cuando Mulkahainen y su cámara se encontraron con los adorables juegos de tres cachorros de oso, que parecían estar «bailando en círculo».

Todo sucedió cuando el hombre exploraba un bosque de la taiga finlandesa, ubicado alrededor de la ciudad de Martinselkonen, cuando llegó a un claro de agua y vio una mamá osa a la que se unieron sus cachorros.

Resguardado en un improvisado refugio a 50 metros de distancia de los osos, el fotógrafo amateur tuvo la vista perfecta y comenzó a capturar las increíbles escenas.

“Fotografié a los cachorros con su madre toda la tarde y toda la noche. Los cachorros se comportaron como niños pequeños. Estaban jugando, e incluso comenzaron algunas peleas amistosas. Sentí que estaba en un patio de recreo donde los niños pequeños se divierten”, comentó el hombre.

Mulkahainen fue testigo de las más bellas escenas naturales. Algo muy especial porque los osos son seres solitarios que prefieren mantenerse alejados, a como de lugar, de los humanos.

Son adorables

Afortunadamente, la familia de osos no se percató de la presencia del paparazzi humano, e incluso lograron captar a los ositos bajo el resguardo de los amorosos brazos de su madre.

“En un momento, los tres oseznos se levantaron sobre sus patas traseras y comenzaron a empujarse mutuamente. Era como si estuvieran bailando en círculo”, dijo el fotógrafo.

Sin duda, escenas tan maravillosas como estas nos recuerdan la importancia de velar por el cuidado y preservación de nuestra madre Naturaleza. Existen cientos de animales hermosos y majestuosos, como estos ositos, que solo desean ser felices y poder crecer sin peligro alguno, ¡no perturbemos su hábitat!

Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y súmate a la lucha a favor de la Naturaleza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!