Capta el triste tributo de la gente a un cisne congelado, la segunda foto lo deja destrozado

La potente ola polar que ha azotado a algunos países del mundo en lo que va de año ha dejado a su paso numerosas escenas. Fotografías de personas divirtiéndose en la nieve o esculpiendo estatuas de hielo abundan en Internet. Pero también hay que reconocer la cara amarga de este clima, y la imagen de un cisne fallecido deja el descubierto el destino de quienes no estaban preparado para las bajas temperaturas.

Animalitos y personas mueren de hipotermia cada día.

Febrero es uno de los meses más fríos en Alemania, un país con un clima oceánico donde el invierno es fuerte y los veranos templados.

Bajo esta realidad no es de extrañar la noticia de animalitos fallecidos a causa de las bajas temperaturas pero en Berlín una comunidad se reunió en silencio para rendir homenaje a un hermoso cisne sin vida. 

El ave se había congelado.

La pobre criatura murió congelada en las aguas del río Spree y el fotógrafo independiente Omer Messinger no tardó ni un segundo en sacar su cámara al ver la melancólica y fría escena.

Tan sobria y cautivadora como la Beatriz de Dante Rossetti, el cisne parece haber encontrado una muerte que dentro de los parámetros de la belleza vale catalogar como hermosa.

Este animalito murió por los embates del mal tiempo, seguramente quedó detrás del camino en medio del frío y no pudo seguir a su grupo, encontrando de este modo la inevitable muerte.

Muchas de estas aves pierden la vida durante el invierno.

Lo más tierno de la escena es el hecho de que Omer no haya sido el único cautivado y en medio del ajetreo en que se vive en las grandes ciudades, algunos transeúntes se detuvieron a contemplar a la criatura y arrojaron flores en su memoria.

Parece que esta pérdida conmovió a las personas.

Según relató el fotógrafo que colgó la imagen en su cuenta de Instagram, el ave no estaba sola y un compañero siguió a su lado incluso después de haber fallecido. Un rato más tarde, el viudo terminó por abandonar la escena.

“Un cisne yace sin vida en el agua de un canal helado en Berlín, Alemania, el 13 de febrero de 2021. Parece que la gente esparce flores a su alrededor. Cuando tomé las terceras imágenes hace unos días, alguien al lado dijo que los cisnes son monógamos… el segundo cisne se fue más tarde”, escribió Omer.

Tras haber presenciado la buena acción de las personas que se acercaban a homenajear al cisne, Omer quedó cautivado y horas después de haberse marchado del lugar decidió regresar pero se encontró con una escena aún más extraña.

El cuerpo del ave ya no estaba y en su lugar sólo quedó un agujero en el hielo.

Para el fotógrafo todo parecía la “escena de un crimen”. Probablemente la policía haya levantado al cisne para evitar que las personas se acercaran al hielo roto pero a su paso dejaron además una gran metáfora sobre lo sublime y efímera que puede ser la vida.

Este cisne seguro se encuentra en un lugar mejor, más tibio y acogedor; comparte esta nota y que la conmovedora imagen le enseñe a tus amigos a valorar cada segundo de su existencia.