Captan a un abuelito empujando una carretilla con su perrito para para no dejarlo solito

A diario las personas salen a trabajar para llevar el sustento a sus hogares. Hay quienes lo hacen ya cansados de la rutina, mientras que otros muestran su mejor cara y con bastante ánimo deciden salir adelante.

Enlaces patrocinados

Esta es la actitud de un abuelito que todos los días empuja su carretilla para salir a laborar, pero lo que realmente lo inspira es el hecho de que no va solo. Este señor acude al trabajo en compañía de su mascota para no dejarlo aburrido en casa.

Este par de compañeros y amigos han establecido un lazo inquebrantable.

Para quienes tienen la dicha de contar con una mascota es fácil entender la conexión que hay entre este abuelito y su peludito. El hombre lo ha adoptado como parte de su familia y cual de un hijo se tratara, no está dispuesto a dejarlo solo.

La escena recurrente enternece a todos los vecinos de La Florida, en Ibagué, Tolima (Colombia), quienes constantemente ven al abuelito tirando de una carretilla en la que va un peludito marrón muy cómodo y orondo.

El asunto no es algo extraordinario para ellos, pero sí para los miles de usuarios que se han topado con la enternecedora escena en las redes sociales. La buena voluntad del señor se dio a conocer en Internet gracias al trabajo de Hélmer Parra, quien se tomó la molestia de retratarla y poner a circular las imágenes.

Incluso un medio local decidió ir tras la pista del ancianito pero éste se ha negado a dar mayores declaraciones. Quizás no sea necesario tanto dato para ver lo realmente importante, es decir, el cuidado y amor que ambos se profesan.

Enlaces patrocinados

El perrito se queda inmóvil sin que nada lo perturbe.

En las imágenes se ve al perrito más que relajado, él sabe muy bien hacia donde se dirige y ese paseo matutino no es para nada estresante para él.

Al contrario, parece sentirse agradecido con su humano y desde esa especie de trono contempla con curiosidad todo lo que pasa en la calle, eso sí, sin el más mínimo interés de acercarse.

Ni el ruido de los vehículos logra perturbar a este peludo.

El sentido de responsabilidad del anciano es evidente, no solo cuida a su can sino que se cuida el mismo con el uso del tapabocas. Este sería el deber ser y el señor cumple con el orden hasta en lo más mínimo. Seguramente así como es de responsable es de amoroso, pues al peludo se le nota bastante sano.

Enlaces patrocinados

Este es el tipo de humanos que toda mascota necesita, comparte esta historia y recuérdales a todos que los peluditos merecen ser amados y protegidos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!