Captan al niño que intervino tras descubrir que unos pobres gatitos fueron abandonados

Quien ama y respeta a los animales conserva en su alma una esencia especial que los hace seres de luz dignos de admirar, algo aún más hermoso de contemplar es si esos hermosos actos son protagonizados por niños. Quienes sin duda, son el mayor ejemplo de bondad infinita y amor sincero.

Recientemente, las imágenes de un pequeño niño alimentando a una camada de gatitos callejeros han conmovido las redes.

La mejor forma de servir de este pequeño es ayudando a los gatitos callejeros.

Si bien como adultos debemos educar y orientar a los más pequeños a realizar sus actividades, muchas veces son ellos quienes nos enseñan a ser mejores personas.

Este es el caso de un niño de una humilde localidad en Perú que ha dejado expuestos todos sus buenos sentimientos realizando una noble acción hacia los animalitos más vulnerables. Dándonos una gran lección al recordarnos que siempre hay tiempo para ayudar a quienes no tienen nada.

Acompañado de su madre cuida y alimenta a los gatitos. Se desconoce el nombre del menor.

Nuestras vidas agitadas muchas veces no nos permite detenernos y comprender que la realidad es distinta para quien cada quien, y por supuesto, los animalitos callejeros sufren y padecen nuestra indiferencia.

Pero este niño, se dedica en cuerpo y alma a darle toda la atención y cuidados que estos gatitos necesitan.

Seis gatitos de apenas unas semanas fueron alimentados por el niño.

Al parecer los peluditos fueron abandonados en un parque hace pocos días, indefensos recorrían las calles de la comunidad pero nadie los alimentaba hasta que el pequeño les brindó la ayuda que tanto necesitaban.

El niño se acomodó frente a algunos escalones y llenó de comida varios envases. Esto llamó la atención de los gatitos quienes tímidos salieron de su escondite y se acercaron poco a poco ante el niño que tenía las mejores intenciones de ayudarlos.

Vecinos de la zona aseguran que no es la primera vez que el menor realiza este tipo de actos.

Las imágenes fueron compartidas por la madre del menor quien lo apoyó a realizar esta hermosa labor. El niño tiene gran pasión por los animales así que en ningún momento se sintió intimidado ante la presencia de tantos gatitos.

Incluso él mismo hizo todo lo posible para ganarse su confianza y que no se asustaran ante su presencia. Gracias a su acción una camada de seis gatitos pudo alimentarse, es posible que haya sido la primera porción de comida en mucho tiempo.

Cada gesto de amor hace la diferencia en la vida de un peludito callejero.

Para evitar que algún gatito saliera perjudicado, el niño alejó las latas y les ofreció un ambiente seguro en el que pudieran comer. Tiernamente los gatitos lo rodearon y disfrutaron los alimentos.

Esta pequeña pero significativa acción hizo la diferencia en la vida de los felinos. Ojalá más personas se motivaran a seguir sus pasos y pensaran en la dura realidad de cientos de animalitos callejeros.

Anímate adoptar y cámbiale la vida a un peludito callejero. Juntos podemos hacer la diferencia.  ¡Comparte!