El horror de las perreras – La carta que cada año se vuelve viral y nos sigue doliendo

Con los esfuerzos que se hacen a diario para proteger a los animales, han surgido muchas campañas que envían mensajes contundentes a las personas que poseen animales. Muchas de ellas están enfocadas en evitar el abandono de mascotas y en fomentar las adopción; algunas quedan en la memoria, otras pasan y ya. Pero hay una que no nació precisamente como una campaña, sino como una necesidad de expresar un sentimiento de parte del encargado de una perrera pública.

Esta carta se vuelve viral cada año y se estima que data de 2008, no se sabe exactamente quién la escribió ni en qué país lo hicieron.

Se trata de una carta bastante fuerte y que nos pone en la cabeza imágenes que no desearíamos tener, pero que busca hacerle entender a las personas que los animales son seres vivos, que merecen respeto.

Cada persona que adquiere una mascota debe asumir el compromiso y abandonarlo no debería ser una opción, el escritor busca fomentar la adopción y que se detenga la comercialización.

A continuación, varios fragmentos de la inolvidable carta que ha sido traducida al español y comienza haciéndole un llamado de atención a la sociedad:

“Creo que nuestra sociedad necesita una gran llamada de atención. Como responsable de una perrera municipal, voy a compartir algo con vosotros… una visión desde dentro, por así decirlo.

“Lo primero de todo, todos los que son vendedores/criadores de animales, deberían trabajar en una perrera al menos un día.

“Quizá si vieran la vida yéndose de unos ojos tristes, perdidos y confusos, cambiarían de opinión y ya no criarían perros para vendérselos a gente a la que no conocen.”

El escritor explica que en el 50% de los perros que llegan a la perrera son de raza y el 90% de ellos nunca sale de ese lugar.

“Las excusas más comunes que suelo escuchar son: “Nos mudamos y no podemos llevarnos a nuestro perro/gato”. ¿En serio? ¿A dónde te mudas, que no te permiten tener animales?

O nos dicen: “El perro ha crecido más de lo que pensábamos”. ¿Cuánto pensabas que crecería un Pastor Alemán?

“No tengo tiempo para ella” ¿En serio? Yo trabajo 10 o 12 horas al día y aún así tengo tiempo para mis 6 perros.

“Está destrozándonos el jardín” ¿Y por qué no está con el resto de la familia, dentro de casa?”

Muchos llegan seguros de que su perro será adoptado porque es bueno, pero solo tiene 72 horas para ser adoptado… y las condiciones del lugar los puede volver agresivos.

“Si tu perro es grande, o negro, entonces es como si hubiera muerto en el mismo momento en el que tú y él entraron por la puerta de esa perrera”.

“Esos perros no son adoptados. Da igual lo “adorables” que sean o lo “bien educados” que estén. Si tu perro no es adoptado a las 72 horas y esa perrera está llena, será sacrificado”.

“Si el centro de protección animal no está lleno y tu perro es de los que se comportan bien y es de una raza considerada algo más atractiva, entonces su muerte será aplazada, pero no por mucho tiempo”.

Además, indica que todo empeora si el animal enferma o se resfría, las perreras no tienen los recursos para cubrir gastos médicos y los sacrifican inmediatamente.

“A tu perro le pondrán una correa. Al principio creen que van a ir a dar un paseo y salen moviendo la cola. Entonces llegan a “El Cuarto” y todos se vuelven locos y se paran en seco en cuanto llegamos a la puerta”.

“Deben de oler a muerte o quizá sientan las almas tristes que han quedado ahí, es raro, pero les pasa a todos, será sujetado por uno o dos técnicos veterinarios dependiendo de su tamaño y de lo nervioso que se muestre. Encontrarán una vena en su pata delantera para inyectarle una dosis de la sustancia rosa.”

Para hacer más desgarradora su historia, él dice que no todos mueren al instante, muchos sufren y agonizan durante varios minutos.

El creador de la carta que puedes leer de manera original aquí finaliza diciendo que odia su trabajo y saber que eso ocurre en todos los países. Agregando que su objetivo es que las personas dejen de comprar animales que no van a cuidar y que asuman su responsabilidad. También invita a dejar de comprar animales; mientras alguno viva en un refugio, no compres, adopta.

Muchos son los esfuerzos que se hacen para seguir ese mensaje y cada vez son más las personas y organizaciones que se unen a él.

CraigsList / SrPerro

En España, la red de compañías Repsol y Seprona se unieron para hacer una hermosa campaña sobre el efecto de la adopción en la vida de las personas: “Adopta, no compres”Ellos también le explicaron a sus empleados que deben denunciar si ven un caso de maltrato o abandono en una estación de servicio y que serán apoyados con las cámaras de seguridad para reducir este tipo de casos.

Esperamos que el sentido deseo de este hombre cada vez esté más cerca de cumplirse, para eso no olvides compartir su historia y nunca olvides que antes de comprar, es mejor adoptar.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!