El conejo que sería sacrificado por su rara condición consigue un hogar y se hace famoso

Mr. Bigglesworth es un lindo conejo que nació con una condición especial y que necesita un poco de cuidados extra. Actualmente es muy conocido y querido por todos en las redes pero durante sus primeras semanas su vida estaba bajo un enorme peligro. Pertenecía a un vendedor de conejos que pretendía sacrificarlo.

Mr. Bigglesworth vive en el estado de Victoria en Australia.

Como muchos criadores, cuando nace algún animal con algún problema de salud la única “solución” que piensan es la de acabar con sus vidas.

“Todos los que lo conocen quedan completamente enamorados de él. No entiendo cómo estaban dispuestos a sacrificarlo sólo por ser diferente”, se lamenta Cassandra.

Cassandra Hall es una mujer que siempre ha sido una gran amante de los conejos. Ya tenía una mascota en casa pero cuando se topó con unas imágenes en las redes supo que había algo extraño.

Se trataba de un hombre que vendía conejos pero que aclaraba que uno de ellos no estaba disponible.

La mayoría de los conejos como Mr. Bigglesworth no suelen vivir más de un mes.

Después de dar un vistazo a las fotos, Cassandra notó que había un pequeño conejito completamente calvo. Sólo por curiosidad decidió preguntar por él y supo que el pobre sería sacrificado.

“Tiene una personalidad muy graciosa y no para de hacer travesuras. Entiende la palabra ‘no’ y está entrenado para hacer sus necesidades en una cajita de arena”, explicó Cassandra.

De inmediato, aseguró que ella se haría cargo de él y le permitieron llevárselo gratis. Para ellos, esos conejos no eran más que una pérdida. El generoso acto de Cassandra logró salvar la vida de Mr. Bigglesworth.

A pesar de que ya tenía experiencia con estos animales, la joven no sabía qué sucedía con él. Publicó un par imágenes en las redes y contactó con varios especialistas.

Cassandra lleva a Mr. Bigglesworth a la escuela para enseñar sobre la importancia de aceptar a quienes son diferentes.

La causa de su condición es un gen recesivo conocido como FF. Cuando ambos padres lo tienen puede nacer una cría como Mr. Bigglesworth. Por suerte, este pequeño tiene una familia muy amorosa y cuenta con toda la ayuda que necesita.

Realiza constantes visitas al veterinario y utiliza prendas de vestir que lo ayudan a protegerse del frío.

“Su historia es maravillosa. Espero que siga inspirando a los demás durante muchos años”, dijo Cassandra.

Lo mejor de todo, es que su historia ha funcionado para ayudar a crear conciencia y hacer campañas en contra de los tratos injustos.

Todos los seres vivos merecen una oportunidad. Es indignante lo que muchos vendedores de animales hacen sin pensar en la vida de los demás. Une tu voz y comparte esta historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!