Pequeña chimpancé ve a unos héroes y angustiada extiende sus bracitos mendigando por ayuda

El gesto desesperado de una pobre chimpancé maltratada al ver a sus posibles salvadores, ha dado la vuelta al mundo, y rompe el alma de dolor.

En el Congo y en toda África, los chimpancés comienzan a correr mucho peligro por el incremento de los cazadores ilegales y de los contrabandistas. Cada vez son más comunes las prácticas que sacan a estos animales de su hábitat natural para venderlos por enormes sumas de dinero como mascotas exóticas.

En las últimas décadas, la población de chimpancés en África ha descendido un 80%. Una pésima noticia para esta hermosa especie, gravemente amenazada por la avaricia de los despiadados humanos.

La chimpancé estiró sus manitas angustiada rogando auxilio

chimpancé

Cuando unos rescatistas recibieron una llamada en la que les alertaban sobre una pequeña chimpancé que estaba viviendo en las peores condiciones con un hombre del Congo, no se hicieron una idea de la real dimensión del sufrimiento de la criatura.

La chimpancé se encontraba en un estado tan grave, que si los rescatistas hubiesen llegado unos días después la pequeña ya podía haber muerto de hambre.

La chimpancé fue hallada desnutrida y deshidratada, y se podía ver que le habían puesto una cadena alrededor de su cuello.

Por suerte, sus héroes llegaron en el último segundo para evitar un trágico final. El rescatista Itsaso Velez explicó que la encontraron viviendo en una aldea al norte del Congo, muy cerca del Parque Nacional Garamba, donde la tenían como mascota.

El hombre aseguró que decidió ayudarla porque cazadores ilegales habían matado a su madre, pero lo cierto es que la mantenía en condiciones verdaderamente lamentables.

Las escenas que grabaron muestran a la pequeña chimpancé extendiendo su mano hacia los rescatistas en lo que parece un último recurso desesperado por ayuda.

La chimpancé se llama Mado y parece que entendía que la ayuda había llegado y no paraba de extender sus brazos tiernamente hacia los rescatistas.

Los chimpancés son muy comunicativos e incluso pueden aprender lenguaje de señas para hacerse entender de los humanos

Cada vez que los cazadores toman a un pequeño chimpancé, es común que maten a su madre quien intenta protegerlos a toda costa. El estado de Mado era muy grave, así que fue trasladada de inmediato en un helicóptero para que pudiera ser atendida por los especialistas.

“Mado tenía un notorio estado de desnutrición y deshidratación. También tenía muchos parásitos intestinales para los cuales ya comenzó a recibir tratamiento”, relataron sus rescatistas.

Mado parecía entender que por fin estaba a salvo y no dejaba de abrazar a sus héroes

Ahora todo comenzará a mejorar para la pequeña Mado, quien fue trasladada a un centro de rehabilitación para monos en Lwiro, Congo, donde podrá vivir en un ambiente natural perfecto para ella y libre de la amenaza de los cazadores que acabaron con la vida de su madre.

En el centro de rehabilitación, Mado aprenderá cómo sobrevivir en su medio natural puesto que su madre nunca se lo pudo enseñar.

Ninguna criatura merece que le arrebaten a su mami para siempre

Sus rescatistas aseguran que la pequeña se muestra cada vez mejor y se va adaptando con facilidad a su nuevo ambiente:

“Los chimpancés son geniales. Con amor y buenas atenciones pueden recuperarse bastante rápido”, dijeron los expertos bastante optimistas.

Este es el momento en que Mado pidió ayuda desgarrando el corazón de sus héroes:

Es una suerte que esta pequeña lograra ser rescatada justo a tiempo. Ahora se muestra cada vez más feliz y podrá llevar una vida alegre y saludable.

Que esta conmovedora y desgarradora historia sirva para crear conciencia sobre los estragos que causan la caza y el contrabando en la vida de estos hermosos animales.