China prohíbe el consumo y comercio de animales silvestres frente a la crisis del coronavirus

Después de casi dos meses luchando contra la emergencia de salud pública que ha provocado el coronavirus, China ha tomado una medida radical contra sus conocidos gustos alimenticios. El máximo Comité Legislativo en el país ha aprobado una propuesta para prohibir la comercialización y consumo de animales exóticos.

Esto estaría aboliendo siglos de tradiciones pero la epidemia desatada por el virus así lo amerita.

Con más de 79.000 personas infectadas en todo el mundo, y al menos unas  2.628 víctimas fatales; resultaba ilógico para muchos que en China continuaran consumiendo carne de animales exóticos dentro de toda la tragedia y caos desatado por el virus iniciado en un mercado de Wuhan.

Frente a esa situación, Beijing ha tomado la prohibición como medida inminente para terminar con una práctica que según expertos ha sido la causante del  brote mortal de coronavirus en el país.

La propuesta fue presentada al Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo (APN) y contempla “severos castigos” contra quienes incumplan la prohibición no sólo de consumo, sino de comercialización de animales exóticos.

Pekin no ha revisado su ley de protección de animales salvajes desde hace mucho tiempo pero la aprobación de la propuesta es «esencial» y «urgente» para ayudar al país a ganar la guerra contra el coronavirus.

La propuesta viene impulsada como una medida para «salvaguardar la salud pública y la seguridad ecológica».

La epidemia mantiene en jaque al país pero no está afectando sólo la salud sino la economía mundial, así que medidas como estas resultan esenciales para. El objetivo es bastante claro, la prohibición como medida de control del virus. 

«Su objetivo es prohibir por completo el consumo de animales salvajes y acabar con el comercio ilegal de la vida silvestre», informaron.

La decisión ha sido tomada de manera poco usual pero en concordancia con la epidemia que sufre el país, ya que los 3.000 miembros que integran el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo no se han podido reunir como solían hacerlo.

La sesión anual ha sido pospuesta debido a la crisis de salud pero no propuestas tan importantes como esta prohibición total de consumo y comercialización de animales salvajes.

Hasta el mes pasado, en China existía una prohibición temporal que pretendía no levantarse «hasta que termine la situación de la epidemia nacional». Sin embargo, la envergadura que ha tomado el virus ha ameritado medidas más contundentes.

Mientras en el epicentro del coronavirus toman las medidas necesarias para controlar la situación, otros países apenas comienzan a responder frente a la inminente emergencia.

Italia, por ejemplo, ha sido noticias después de sumar dos víctimas mortales por el coronavirus y confirmar al menos unos 220 casos de infectados.

Esta medida también ha generado reacciones positivas en los conservacionista y protectores de la vida silvestre que por años han acusado al gobierno de tolerar este comercio sombrío, basado en creencias sobre propiedades curativas en ciertos animales y cuya eficacia no ha está confirmada por la ciencia. Sin duda, todos esperan que la prohibición también sea provechosa para salvar algunas especies.

El coronavirus es una amenaza para el mundo entero y están medidas son esenciales para frenar la epidemia. Comparte esta noticia y ayudanos a crear consciencia sobre la gravedad del virus.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!