Ciega y pesando apenas 136 gramos llega a un hogar donde conoce el amor por primera vez

Newt es una gatita que tenía tres semanas cuando la llevaron al refugio municipal en Las Vegas. Sus ojos estaban cerrados con dolorosas costras y su ojo izquierdo estaba severamente infectado. Era muy pequeña, enferma y frágil, y el veterinario le dio un pronóstico sombrío.

A pesar de todas las probabilidades en su contra, la gatita no mostró signos de rendirse. Cuando un empleado del refugio intentó alimentarla, tragó la fórmula con todas sus fuerzas. Inmediatamente se acercaron a Nikki Martinez, una promotora experimentada de Hearts Alive Village Las Vegas, y le preguntaron si podía ayudar.

Cuando la pequeña Newt fue rescatada, le esperaba un duro camino por recorrer

Newt llegó a su hogar de acogida junto a Nikki ciega de ambos ojos, con un peso de solo 136 gramos. Nikki trató sus ojos con medicamentos y los mantuvo limpios durante todo el día. Con la alimentación las veinticuatro horas del día y la atención complementaria, las cosas empezaron a mejorar.

La pequeña gatita maravilla continuó aumentando de peso y ganando fuerza. En cada visita subsiguiente al veterinario, Newt sorprendió al personal con su increíble progreso.

Después de semanas de dedicación y cuidado exclusivo por parte de Nikki, la gatita finalmente alcanzó la marca de 900 gramos. Newt ha recuperado la visión en su ojo derecho. Su ojo izquierdo, aunque ciego, está libre de infecciones.

Valerie Ridge, del sur de California, ha estado siguiendo el viaje de Newt desde el principio. Dos de sus gatos se recuperaron en el hogar de acogida de Nikki.

Acompaña a Newt en su viaje de recuperación y felicidad

Valerie se ofreció a cuidar a Newt durante una semana, para que Nikki pudiera tener un descanso muy necesario después de meses de arduo trabajo. Con tres gatos propios, Valerie no tenía ningún plan para adoptar otro gato, o al menos eso pensaba.

Sus felinos residentes (Fisher, Sailor y Wednesday) amaron a la gatita de inmediato y Newt estaba aún más emocionado de verlos. ¡No solo la aceptaron, sino que la adoraron!

Los pronósticos no eran nada buenos, pero Nikki no se detuvo en sus ganas de ayudarla

A pesar de ser la gatita más pequeña, Newt es valiente, fuerte y se defiende totalmente. Ella ataca a los otros gatos, se cuelga de ellos, lucha con ellos y los abraza todo el día. ¡Ella entró y era dueña del lugar! Nunca sabrías que es ciega de un ojo. Valerie nunca había visto a cuatro gatos llevarse tan bien en tres días.

Recientemente, la familia se despidió de su amada gata Princess, de 16 años, con quien Hannah creció desde que tenía cuatro. ¡Newt ha sanado totalmente su corazón! Su lugar favorito para acostarse es la cama de Hannah.

La gatita parecía saber que ella estaba donde pertenecía. Después de meses recibiendo cuidados especiales, Newt encontró a la familia de sus sueños. Para Nikki fue duro dejarla ir, pero no podría estar más feliz con el lugar donde aterrizó.

Durante los últimos meses, ella se mantuvo al lado de Nikki todos los días mientras se curaba y ha sido una fuente de consuelo y alegría para ella. Nikki ama a todos sus hijos adoptivos, pero a veces, hay uno que al que se apega un poco más, eso fue justamente lo que le sucedió con Newt.

¡Hoy en día Nest es una gatita traviesa y feliz!

Por suerte para Newt, pasó por las mejores manos, hasta que el destino la llevó al que sería su hogar definitivo. Ahora está en una familia maravillosa y vale la pena compartir su historia ¿No crees?

Más noticias sobre: