Graban a cientos de gatos hacinados en jaulas listos para ser servidos como comida en China

La carne de gatos es una comida exótica en muchos países en los que “la cultura” parece imponerse ante el dolor y sufrimiento de estas criaturas. Esta semana, imágenes desgarradoras han circulado en las redes sociales y en ellas se observa a cientos de gatos que fueron rescatados de sus jaulas antes de que terminaran siendo el almuerzo de alguien.

Gatos sacrificados para ser servidos en restaurantes chinos.

Esto ocurrió en Linfen, provincia de Shanxi, al norte de China, y ha consternado al mundo. Los felinos se encontraban sucios, hambrientos y desesperados, maullando en decenas de jaulas apiladas en el patio trasero de un hotel barato.

Las criaturas fueron rescatadas por una fundación de bienestar animal liderada por la animalista conocida en la comunidad como Li. Esta mujer había recibido denuncias de los propios trabajadores del lugar que no podían creer lo que estaba sucediendo.

Los gatitos estaban apilados unos sobre otros en sin poder moverse.

Al parecer los gatitos fueron víctimas el tráfico de animales que roban a las criaturas de sus hogares para después venderlas de forma ilegal a los restaurantes y mercados en los que se comercializa este tipo de carne.

Los gatos habían sido raptados de diferentes partes del país asiático y se encontraban en ese hotel que servía como centro de acopio antes de que fuesen transportados a sus destinos finales en la cocina o carnicería del algún mercado.

Imagen tomada por la propia rescatista al encontrar a los animales.

Impresionada por el hallazgo, la Sra. Li no pudo evitar grabar a los animales. En el lugar se encontraron a más de 700 gatitos y todos estaban apilados dentro de las numerosas jaulas de hierro.

«Cientos de gatos aquí, cientos. Estaban esperando que les sirvan como comida en la mesa. Ayúdenlos a salvarse”, dijo la rescatista.

Después del rescate los gatos fueron puestos en jaulas aptas para ellos.

Ahora el grupo proteccionista tiene un gran trabajo por delante, siendo este uno de los rescates más grandes que han hecho en lo que va de año. 

“Los hemos trasladado prácticamente a todos a jaulas para mascotas. Les estamos dando agua y comida. Los veterinarios están verificando si hay gatos heridos o enfermos”, dijo un portavoz.

Para este rescate, la fundación no actuó sola sino que contó con la colaboración de las autoridades de Linfen. Ahora se ha iniciado una investigación para dar con los responsables y desarticular toda esta red de tráfico animal.

Esta noticia surge en un momento histórico para el país, puesto que el gobierno ha intensificado sus esfuerzos por proteger la vida animal y de forma especial la silvestre. Todo esto a partir del brote de coronavirus.

Los rescatistas liberando uno a uno a los gatitos después de tan cruel tormento.

A principio de año, China bloqueó todo comercio y consumo de vida silvestre con una ley temporal en respuesta a la crisis de salud y hasta la fecha dos de sus ciudades prohibieron a sus residentes comer perros y gatos, mediante una nueva ley en respuesta a la crisis de salud global. 

Aunque se han dado pasos importantes para la protección de la vida animal, la realidad es que cosas como las que vivieron estos aterrados gatitos siguen sucediendo. La industria que hay detrás de la venta de su carne es tan lucrativa que a los desalmados narcotraficantes no les importa separarlos de las manos de sus propios dueños.

Esta historia tuvo un giro milagroso gracias a la denuncia de los trabajadores. Comparte esta noticia y expresa tu apoyo a quienes arriesgan su ida por salvar la de los indefensos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!