Cierran plaza de toros en Quito para convertirla en un centro de eventos para la familia

La Plaza Belmonte, de Quito, la capital de Ecuador dejará de funcionar para eventos taurinos, después de décadas siendo sede de las corridas de toros una nueva medida aprobó su clausura.

Jorge Yunda, el alcalde de Quito, rechaza el maltrato animal y alega que las corridas de toros representan un negocio que no merece ser reconocido como acto cultural.

Así que decidió no renovar el contrato de arriendo de la Plaza Belmonte a la empresa Ganadería Triana quien se ha encargado durante años de la organización de las tradicionales corridas.

El nuevo gobierno municipal de la capital del país sudamericano asegura que las corridas de toros solamente implican un profundo dolor y sufrimiento para los animales que participan en ellas.

Muchos activistas defensores de los derechos de los animales aplauden esta decisión. Centenares de animales inocentes dejarán de ser sacrificados para complacer el capricho de muchos y sostener una industria cruel.

El próximo 5 de agosto se termina el contrato de arriendo establecido entre el gobierno y la empresa encargada de la Plaza que dejará de tener potestad sobre las instalaciones.

El alcalde Yunda ofreció en su gestión la creación de programas de política pública que velen por la preservación y los derechos de la fauna, así como la conservación de la naturaleza.

“Durante mi administración todos los planes, programas y proyectos, deberán enmarcarse en el respeto de los derechos de los animales y su bienestar”, dijo el alcalde.

La Plaza Belmonte se convertirá en un espacio para la realización de eventos culturales y deportivos que ofrezcan entretenimiento a todas las familias en Quito.

La iniciativa de este gobierno municipal ha generado muchas reacciones en las redes, la mayoría de los usuarios espera que inspire a otras autoridades a seguir el ejemplo.

El objetivo de los activistas es romper el parámetro que aun existe en muchas partes del mundo sobre la percepción de las corridas de toros como una expresión artística. Realmente, este evento solo supone un acto de maltrato para los animales que es aplaudido y remunerado de manera indignante.

La medida establecida por el alcalde representa un avance para la sociedad de Ecuador en el ámbito ambiental, en el social recientemente se anunció la aprobación del matrimonio igualitario.

Los que amamos a los animales y velamos por su bienestar aplaudimos esta gestión y esperamos que se sumen muchos países más. Comparte esta noticia en tus redes y comenta tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!