Cobra todo su fondo de pensiones para pagar los 45.000 dólares que salvarán a su perrita

En la mayor parte de los idiomas, el uso común de las palabras humano y animal tiene un sentido recíprocamente excluyente, ya que se utilizan para designar dos categorías de seres vivos como conceptos distintos, y no como un conjunto general.

Pero la verdad es que, solo quien no ha descubierto lo que es vivir con una mascota obsesionada con pedirte un poco de atención a cambio de su amor incondicional, quien nunca ha tenido ese placer, no sabe lo que es el amor más puro y desinteresado. Ese que, calladamente y a través de pequeños detalles va haciendo de tu vida una más agradable.

Jason Garrett disfrutando de la compañía de su compañera Lola

Jason Garrett sabe de lo se puede llegar a hacer por ver feliz y sano a su animalito de compañía pues, Lola, su adorada schnauzer miniatura se está muriendo.

Y aunque la perrita no parece estar enferma y se le ve más viva que nunca jugando a sus anchas en el parque Jean Sweeny en Alameda, California, Estados Unidos, lo cierto es que la pequeña sufre de una complicación en la válvula mitral que le asegura pocos meses de vida.

Cuando la válvula mitral deja de funcionar, el flujo sanguíneo anormal comienza a enviar líquido a los pulmones, lo que puede causar un paro respiratorio y luego una insuficiencia cardíaca completa y letal.

Afortunadamente, hay una solución, eso sí, bastante costosa. Masami Uechi, un médico japonés, es pionero en el tipo exacto de cirugía a corazón abierto que requiere el perro de Jason para sobrevivir.

Lola jugando en el parque

Este procedimiento quirúrgico estuvo disponible hasta hace poco solo en Japón con una tasa del 90 por ciento de resultados positivos, pero, en la actualidad, el galeno se encuentra entrenando cirujanos en la Universidad de Florida, haciéndolo más accesible y más barato a largo plazo.

Sin embargo, no todo es tan sencillo. La operación cuesta 45 mil dólares, por lo que Jason no lo ha pensado dos veces para disponer de sus ahorros de toda la vida para salvarle la vida a su perrita. Y creado letsSaveLola una cuenta de gofundme para recaudar fondos.

El preocupado hombre asegura que le debe su vida a Lola. Sufre de depresión severa y trastorno bipolar. Dice que la razón por la que sigue adelante sobreviviendo a su mal y luchando contra él, es Lola. Ella es su familia y daría su vida a cambio de devolverle el favor.

“Ya he cobrado mi fondo de jubilaciones y uso cada centavo de mis ahorros, también estoy buscando vender mi auto si es necesario”, dijo Jason, decidido.

Por su parte, el Dr. Justin Williams, cardiólogo veterinario de Lola en OakVet Animal Specialty Hospital en Oakland, explicó que hasta ahora es un procedimiento inédito en los Estados Unidos que requiere de mucha experiencia para lograr resultados satisfactorios.

“En este momento, es un procedimiento único y altamente calificado que es una combinación de diferentes equipos de todo el mundo que se unen. Cuanta más experiencia para la eficiencia, más disponible en los Estados Unidos”, aseguró el cardiólogo.

Asimismo, el Dr. Simon Swift de la Universidad de Florida dijo que las cirugías comenzarían este verano, con Lola de primera en la lista de espera. Si logra salir airosa del procedimiento, tendrá otros cuatro años de vida. Esperemos que así sea.

Comparte esta hermosa historia de amor verdadero y agradecimiento con tus seres queridos. También los animales forman parte de nuestra vida emocional, y por ello los acogemos, los integramos y los reconocemos como parte íntima de nuestro microcosmos particular, en fin, de nuestra familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!