El pato que rescató comparte con otros de su especie en el día y cada noche regresa a casa

Los animales tienen una memoria increíble y una lealtad inigualable, especialmente cuando se trata de agradecer el amor que han recibido, y Steven Thibeault lo sabe muy bien.

Este hombre dirige un complejo de apartamentos en Nahant, Massachusetts y una mañana vio que un solitario patito estaba luchando por sobrevivir en la piscina del complejo.

Rápidamente fue a su rescate, pero desafortunadamente no pudo reunirlo con su familia. Steven sabía que el patito no podría sobrevivir solo, así que lo llevó a su casa y lo llamó Cheerio.

A partir de ese momento, Steven y Cheerio se hicieron los mejores amigos.

Steven pensó que algún día podría liberar a Cheerio en la naturaleza, pero hasta ahora, este patito pareciera que no tienen ningún interés en dejar a su padre humano.

Todos los días, mientras Steven trabaja Cheerio sale con sus amigos patos, nada en el océano y después regresa a casa todas las noches.

«Venimos a trabajar, él pasa la mayor parte del día afuera y después del trabajo nos vamos a casa», dijo Steven.

Su padre siempre se ha asegurado de que Cheerio sea libre de ir y venir a su conveniencia, pero Cheerio simplemente lo ama demasiado cómo para no regresar con él.

“Cheerio tiene una vida social, pasa tiempo con otros patos, lo que me hace feliz, pero al final del día me elige. Eso podría cambiar algún día, pero eso depende de él «, agregó Steven.

Todos los que viven en el complejo de apartamentos que administra Steven adoran ver a Cheerio y darle de comer. Definitivamente, este tierno pato se ha convertido en una celebridad local.

A Steven le encanta mucho ver a Cheerio nadar y pasar el rato con los amigos de su especie mientras disfrutan su vida al máximo en el agua.

«Se lleva muy bien con otros patos, especialmente los machos. Es un poco tímido cuando se trata de hembras en este momento de su vida”, dijo Steven.

Se reúne con otras especies de patos, gansos y gaviotas. Cheerio tiene una hermana gata llamada Reeses, a quien ama mucho. También le encanta jugar con el perro de los padres de Steven.

Cuando Steven rescató a Cheerio hace años jamás imaginó que sería su amigo de por vida.

Comparte la emotiva historia de esta pato que, aunque le dieron la libertad de elegir su destino, definitivamente prefiere el amor de quien lo salvó y con quien estará eternamente agradecido.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!