Su perrita anciana ya no podía ir de paseo, pero esta noble mujer ideó la mejor solución

Los perros son seres fascinantes que llenan nuestra vida de amor y alegría con sus travesuras, por lo que nos imaginamos envejeciendo a su lado felizmente. No obstante, la vejez no siempre es fácil para nuestros amigos peludos y en muchas ocasiones ven reducida su fuerza física, al punto de no poder mantenerse sobre sus cuatro patitas durante mucho tiempo.

Esto fue lo que sucedió con una adorable perrita golden retriever de 11 años de edad, llamada Maggie, quien no puede mantenerse caminando más de 50 metros y esto le ha impedido salir a pasear con su familia, ocasionándole una terrible tristeza y frustración.

La madre humana de la perrita labora como profesora en la Universidad de Maryland y no podía evitar sentirse triste con la situación. Durante su juventud, Maggie fue una perrita llena de energía y entusiasmo; amaba saltar y correr por dondequiera que iba. Aunque su espíritu continuaba siendo aventurero, su cuerpo simplemente le impedía poder seguir disfrutando de la vida a plenitud.

Fue entonces cuando a la mujer se le ocurrió una gran idea para volver a salir en compañía de su amada Maggie: compró un carrito lo suficientemente grande para que la golden retriever pudiera acostarse con comodidad y así poder llevarla a todos lados. Gracias a esta noble acción, la perrita volvió a sentirse llena de energía y felicidad, puesto que podía salir de paseo con su familia nuevamente.

Owner Buys Cart For Dog Who Can’t Walk So She Can Still Go On Walkies

Owner Buys Cart For Dog Who Can’t Walk So She Can Still Go On Walkies

Publiée par Adorable Animals sur Jeudi 27 septembre 2018

“Mi familia y yo tenemos cinco perros golden retriever y tres de ellos son de edad avanzada que rescatamos, incluida Maggie. Ella tiene 11 años y siempre ha tenido las piernas muy débiles, pero en la última semana comenzó a tener problemas para salir a caminar: tan sólo puede avanzar 50 metros antes de comenzar a cojear y finalmente sentarse. Maggie ama las caminatas y se emociona cuando voy por las correas. No pude volver a caminar con ella, así que decidí conseguir un carro grande”, mencionó la mujer.

Afortunadamente, esta hermosa perrita cuenta con una familia amorosa que haría cualquier cosa por hacerla feliz. Día a día, su dueña la recuesta suavemente sobre el carro para llevarla a pasear como hacía durante su juventud, cuidando de no lastimarla o incomodarla durante todo el trayecto.

NewsFlare

Sin duda alguna, todos los perros merecen una vejez digna y llena de amor. Ellos han pasado toda su vida a nuestro lado, haciéndonos sonreír y entregándonos su amor de manera incondicional así que debemos regresarles un poco de lo mucho que nos han dado. No rompamos su corazón y hagamos que cada uno de sus días sean especiales y mágicos.

¡Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y recuerda hacer felices a tus animales, tanto como ellos lo hacen contigo!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!