Compra una casa de retiro en un bosque para su perro

Un hombre, un perro y una adorable casa de retiro llamada Camp Myles son los tres protagonistas de un relato sin igual. Una historia que da cuenta del inmenso amor que un ser vivo puede llegar a sentir por otro y viceversa.

Perro en Camp Myles, su nueva casa de retiro donde descasar

Hombre

Hace cosa de 13 años atrás, sucedió un encuentro fortuito entre Lorenzo Buffa y su querido perro Myles. Ambos se conocieron casi por accidente. Sin embargo, entre ambos nació un amor incondicional desde el primer día.

Hombre

Definitivamente, el destino de Myles era estar junto al hombre por el resto de su vida. Fue en un parque donde Myles acudía los días viernes junto a otros perros procedentes de un refugio local.

Lorenzo se quedaba viendo a aquella escena, dolido y consternado al saber que ninguno de ellos contaba con una familia que los amase como se merecían. Pero, un día, al ver a los ojos a aquel cachorro en particular lo adoptó sin dudar.

“Lo vi y él me vio, y sus oídos se elevaron ¡Sabía que fue él quien me eligió!”, comentó Lorenzo.

A pesar de que la vida del hombre y su perro ha estado llena de momentos de felicidad, los años no perdonan y Myles es hoy en día un perro mayor. Esto quiere decir que se le dificulta realizar algunas actividades.

Además, como es natural, esa misma vejez ha supuesto la aparición de varias enfermedades en Myles. Algunos de los problemas principales son la artritis, cataratas, insuficiencia cardíaca, entre otros problemas de salud.

No obstante, el amigable y otoñal Myles continúa siendo un perro muy feliz, aunque más pausado que antes, motivado a su edad. Por ello, Lorenzo decidió hacer algo especial para su querida mascota jubilada.

No se le ocurrió una idea más genial que comprarle su propia cabañita, su casa de retiro donde pudiera descansar a sus anchas y estuviese más cómodo. Hacer de su vida una más llevadera y fácil. Fue la casa perfecta para Myles.

“Siempre le dije que le daría tierras y lo retiraría en el bosque. Siempre pensé que a mediados de los 30, me habría ido de la ciudad.

La pandemia realmente me mostró lo que valoro y que tanto él como yo debíamos avanzar hacia una vida más simple”, añadió el hombre.

Después de buscar hasta encontrar la mejor casa de retiro por varios días, el hombre decidió comprar una que llamó “Camp Myles” en honor a su amado perro. La ajustó un poco y terminó por convertirla en una súper espectacular.

En ella pernocta y se divierte junto a otros dos pequeños mininos quienes también comparten la vida de Myles y Lorenzo. Ahora, todos se encuentran completamente instalados y encantados con su nueva realidad en medio del bosque.

“Creo que su parte favorita es holgazanear en la terraza o el porche y relajarse en la naturaleza. También, a Myles le fascina deambular por la propiedad y salir a caminar. El ambiente es perfecto para todos”, dijo Lorenzo.

Sin embargo, lo mejor de todo es que, desde que se mudaron a su nuevo hogar, Myles está respondiendo satisfactoriamente a sus medicamentos. Ya sus problemas de salud pasaron a un segundo plano.

Myles siempre ha estado al lado de su padre durante 13 años, y ahora tiene su nueva casa de retiro donde poder descansar. Por su parte, Lorenzo se asegurará de estar con él hasta el último suspiro.

La historia de amor entre Myles y Lorenzo es increíble

@cabinfruitI will cherish every moment 🥺🐶 ##dogs ##dogstory ##dogstorytime ##bestfrienddog ##bestfriend ##dogsareangels♬ Get You The Moon – Kina


Si deseas conocer más actualizaciones acerca de Myles, su cuidador de buen corazón y el resto de su familia, puedes hacerlo a través de Tik Tok. Los animales merecen ser respetados y cuidados, más aún si ya son mayores.

Ellos se encargan de acompañarnos en las buenas y en la que no lo son tanto, por eso debemos procurar su bienestar. Que en los últimos abriles de sus días se sientan igual de importantes y de queridos.