Con 90 años este veterinario trabaja incansablemente para hacer sillas de ruedas para animales

El doctor Lincoln Parkes ha pasado toda su vida ayudando a cientos de perritos a llevar una vida mejor. Este dedicado veterinario se especializó en cirugía ortopédica de manera que atendía a muchos perritos que habían desarrollado problemas para caminar.

El Dr. Parkes vive en la ciudad de Oxford en Maryland, Estados Unidos.

Atender a estos peluditos es de vital importancia ya que pierden su libertad, su capacidad de moverse y en muchas ocasiones sus familias prefieren dejarlos a su suerte antes de brindarles la atención médica que tanto necesitan. Por suerte, Parkes estuvo allí para salvar a muchos perritos.

“A los animales, al igual que las personas, les importa mucho su libertad”, dijo el Dr. Parkes.

Parkes hizo su primer modelo de silla de ruedas para perritos salchichas y desde entonces no ha parado. Los peludos de esta raza suelen sufrir de incontables problemas en su espalda. Las creaciones de Parker son maravillosas ya que los perritos se sienten muy cómodos e incluso pueden seguir utilizándolas mientras hacen sus necesidades.

“La primera vez que vi a un perro utilizar la silla fue hermoso. Parecía verdaderamente feliz y comprendí que estaba haciendo algo bueno”, dijo el Dr. Parkes.

Después de muchos años de trabajo, el Dr. Parkes alcanzó la edad necesaria para jubilarse. Sin embargo, sabía que todavía tenía mucho amor para dar a los perritos y no quería alejarse de ellos.

Parkes ha estado haciendo sillas de ruedas para animales desde 1960.

Fue así como nació K-9 Carts. La compañía ha crecido de tal manera que ahora son capaces de hacer sillas de ruedas especializadas para cualquier perrito e incluso otros animales como cerditos o gatos.

El trabajo de este veterinario ha ayudado a más de 50 mil mascotas.

Ahora, Parkes tiene nada menos que 90 años de edad y todavía sigue dispuesto a seguir trabajando en sus sillas de ruedas y salvar a muchos perritos. Para él, no hay nada mejor que recibir los videos con las reacciones de los peludos una vez que descubren que pueden volver a jugar y a moverse como antes.

“Es la única silla de ruedas para perros del mercado que ha sido diseñada por un veterinario”, dijo un portavoz de K-9 Carts.

No hay dudas de que estas sillas han sido todo un éxito gracias a la experiencia y a todo el amor que este veterinario deja en su trabajo. Ha pasado años trabajando incansablemente por hacer cada modelo de mejor calidad y mucho más cómodo para los peludos. A cambio, recibe incontables besos de cada perrito al que ha logrado mejorar su calidad de vida.

¿Qué opinas del trabajo de este dedicado veterinario? Necesitamos más personas como él en este mundo. Nada más bonito que socorrer a un peludito con necesidades especiales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!