Con profunda tristeza en sus ojos esta perrita agradece haber recibido una oportunidad de vivir

Una perrita de mirada cansada y lánguido rostro tiene una nueva oportunidad de ser feliz, después de ser rescatada en las condiciones más extrema por un grupo de proteccionistas defensores de los animales. 

Esta pequeña es el retrato vivo de miles de perritos que sufren la desgracia de vivir en condición de calle, aunque ellos merecen lo mejor, son muchos los que comparten una historia similar a la de esta peluda. La perrita fue encontrada por buenos samaritanos, mientras vagaba en las calles de la municipalidad de Lota en Chile.

El día en el que los voluntarios de Refugio Patitas Sin Hogar la hallaron, tenía una honda tristeza en sus ojos. Princesa Leia, como decidieron llamarla, llevaba en su corazón todo el desprecio que había sufrido en las calles y su cuerpo era el reflejo de las penurias que había padecido.

Su rostro transmitía infinita tristeza.

La pequeña no tenía ningún refugio ni alguien de buen corazón que al menos la alimentara de vez en cuando, así que sus rescatistas actuaron de inmediato. La llevaron a un veterinario para verificar su estado de salud pero, más importante aún, la invitaron a confiar de nuevo en los humanos.

Su piel estaba terriblemente enferma.

Refugio Patitas Sin Hogar se encargó de tratar y reubicar a Princesa Leia en un hogar temporal.

“Leia, rescatada de Lota, ya está en tratamiento. Se le aplicó Nexgard (protector contra pulgas y garrapatas) y gotitas para una infección en sus ojitos. Está comiendo alimento premium y estará hospitalizada hasta el miércoles, porque recibirá un baño sanitario antes de partir a su hogar temporal”, escribió el refugio en su Facebook.

El caso de esta perrita es bastante sensible para los voluntarios del refugio, pues tenían mucho tiempo buscándola.

Leia era un perrita callejera que pertenecía a una comunidad y era conocida como la Viejita de Lota y, aunque no tenía dueño, todos los vecinos se preocupaban en atenderla. Sin embargo, un buen día se le dejó de ver por el lugar y fue allí cuando Refugio Patitas Sin Hogar supo su historia.

Ahora su vida cambió para siempre.

Los vecinos querían que la peludita apareciera, por ello buscaron ayuda acudiendo al grupo de proteccionista. Cuando los voluntarios la encontraron juraron no volverían a perderla.

“Te buscamos tanto, pensamos que ya no lo habías logrado. Por todo el oro del mundo que no te vamos a volver a perder Princesa Leia. Bienvenida a Refugio Patitas Sin Hogar”, escribieron.

Nadie sabe todo lo que esta perrita anciana debió pasar durante el tiempo en el que estuvo lejos de la comunidad que normalmente la cuidaba, pero ahora llegó su turno de escribir una mejor historia.

“Es temerosa, pero aun así ella tiene intenciones de amar y eso nos tiene felices. Ahora todos juntos seremos testigos de su renacer. ¡Gracias por permitirlo! Y depositar su constante confianza en nuestro equipo”, sentenció la fundación.

Princesa Leia ha dejado las calles para convertirse en la consentida de una familia, comparte su historia y envíale todas tus bendiciones a esta peludita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!