Con una cámara oculta descubre que su perro es quien se ha robado decenas de pastelitos

No es ningún secreto que a los perros les encanta la comida. Siempre están dispuestos a hacer un trabajo extra solo para obtener un sabroso refrigerio. Por eso es importante mantener siempre nuestros alimentos fuera del alcance de los cachorros traviesos porque consumirlos podría afectar su salud.

Winnie y River son los chicos consentidos de Kara

Kara Probin pensó que eso era lo que estaba haciendo, pero su comida seguía desapareciendo cuando le daba la espalda.

Entonces, ella decidió investigar la situación. Se sorprendió cuando vio a su tímido perro llamado River robando cupcakes en vídeo. ¡El método del cachorro es genial!

River estaba de cumpleaños, pero al parecer la tarta no fue suficiente por ese día

Kara tiene dos pointers alemanes de pelo corto. River, de 3 años, tiene una hermana menor llamada Winnie, que suele ser la más traviesa de los dos.

Cuando Winnie era más joven, intentaba agarrar la comida de la mesa, por lo que la familia naturalmente asumió que Winnie era la sospechosa número uno por la comida que faltaba. Después de todo, River siempre pedía cerca de la mesa pero nunca se quedaba con nada.

River fue descubierto en sus fechorías gracias a una cámara secreta en la cocina

Hornear se ha convertido en un nuevo pasatiempo para Kara últimamente. Especialmente le encanta hornear cupcakes especiales para sus cachorros. Sin embargo, notó que al menos 15 cupcakes habían desaparecido del mostrador desde que comenzó a hornear.

Cada vez, Winnie parecía la culpable número uno, por lo que no pensaron mucho en ello. Pero después de varios intentos fallidos de mantener la comida fuera de su alcance sin éxito, decidieron encontrar pruebas.

En un escenario, se dejó un trozo de tarta en un tazón hasta el fondo del mostrador. Ambos pointers alemanes de pelo corto son más pequeños de lo que suele ser su raza, por lo que Kara pensó que no había forma de que pudieran alcanzarlo. Pero luego, solo unos minutos más tarde, encontró el recipiente vacío. Kara no podía creer lo que veía.

Finalmente, Kara instaló una cámara oculta en la cocina. Puso tres cupcakes de perro que sobraron del cumpleaños de River sobre el mostrador. Fue entonces cuando finalmente se supo la verdad.

Entonces River decidió que era hora de tomar un delicioso bocadillo

El vídeo nos muestra una bandeja donde están los postres. River rápidamente se encimó sobre el mesón, oliendo los dulces. Luego, continuamente manoseaba los pastelitos hasta que su pata finalmente llegó a uno.

Felizmente lo atrajo hacia sí y lo engulló, repitió las mismas acciones para el otro cupcake. Kara nunca había visto a su tímido perro comportarse de una manera tan traviesa.

El secreto de River ahora ha sido revelado, por lo que será difícil para ella seguir robando. Kara ahora se refiere al cachorro como su «pequeño ladrón de pasteles».

Parece que Kara y su familia estarán atentos a River hasta que puedan ganarse su confianza nuevamente. ¿Quién sabe qué otras cosas River le ha estado ocultando a su madre?

¡Ahora ya saben quién es el culpable de que los pastelillos desaparezcan! ¡Misterio resuelto!

Si te encantó esta singular travesura, no dudes en compartirla con tus amigos a través de las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!