Condecoran a una ratita con una medalla de oro después de haber arriesgado todo por salvar vidas

Desde los años 70, muchas zonas de Camboya se vieron inundadas de minas terrestres que han causado un terrible daño a su población. Muchas de ellas permanecen escondidas y esto significa un enorme peligro para los habitantes e incluso animales que hacen vida en estas comunidades.

Se calcula que existen hasta 6 millones de minas de las cuales las autoridades sólo han encontrado la mitad.

Afortunadamente, todos cuentan con la ayuda de una pequeña heroína que ha logrado detectar las minas a tiempo: una astuta rata. Magawa es una rata gigante africana. Su tamaño es notoriamente más grande que el de una rata promedio pero es muy liviana y cuidadosa en sus movimientos.

Se estima que hasta ahora las minas han causado más de 60 mil accidentes.

Esto la ha convertido en la heroína que tanto necesitaban en Camboya. La Organización PDSA decidió darle un premio por la invaluable labor que Magawa ha venido realizando. Miles de personas habrían perdido la vida de no ser por el rápido actuar de este astuto animal.

Magawa ya lleva 7 años detectando minas terrestres.

Magawa pertenece a un grupo de ratas cuyo trabajo recibe el nombre oficial de HeroRATs. Son muy inteligentes así que el proceso de entrenamiento se finaliza con bastante rapidez.

Magawa ya ha ayudado a asegurar más de 140 mil metros cuadrados.

Magawa fue criada desde muy pequeña con el propósito de detectar minas y recibía jugosas recompensas cada vez que se acercaba al olor de los químicos utilizados en los explosivos. Una vez que pasó todas las pruebas para comenzar su labor, no ha parado de sorprenderlos a todos con su gran talento.

“No sólo nos está ayudando a salvar vidas sino también a recuperar terrenos que la gente necesita para vivir”, explicó Malen, el encargado de trabajar con Magawa.

La astuta rata puede registrar 250 metros cuadrados en tan sólo 30 minutos. Cuando un humano hace esta labor con un detector de metales puede tardar hasta cuatro días.

“Cuando trabaja es veloz y decidida pero también es la primera en tomar una merecida siesta a la hora del descanso”, dijo Malen.

La lista de logros de Magawa es realmente sorprendente. Ha descubierto 39 minas y 28 artefactos explosivos sin que ninguno llegue a detonarse. Estas cifras la convierten en la HeroRAT de mayor éxito a lo largo de los años.

La recompensa favorita de Magawa es la sandía.

No es de extrañar que PDSA decidiera honrarla con una pequeña medalla de oro fabricada a su medida para agradecer su enorme dedicación. Los roedores suelen ser juzgados en el mundo entero pero la astucia de Magawa y el enorme impacto que ha generado en Camboya son un claro llamado de conciencia.

Los animales son muy especiales y con un poco de esfuerzo por parte de los humanos, podríamos tener una maravillosa relación con todos los seres vivos. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!