Confrontan a un perrito por su travesura pero él huye graciosamente a los brazos de su padre

Todos los perritos requieren de mucho tiempo para educarlos. Llamarles la atención cuando hacen algo malo puede resultar difícil, especialmente si nos confrontan con su tierna mirada.

La mayoría de los traviesos, saben que no hay nada como ser lo más adorables posibles para que sus dueños no sigan enojados. Si eres un perrito encantador, podrás lograr cualquier cosa con tus dueños.

“Boomer ha vuelto a dañar un oropel”.

Boomer es un travieso bóxer que tiene una debilidad por los vistosos adornos de Navidad. En más de una ocasión ha tomado los brillantes objetos para morderlos y dejarlos completamente destruidos.

Como es de esperar, su dueña ha decidido tomar cartas en el asunto, pero el perrito sabe muy bien cómo defenderse.

“El malo fue el adorno. Boomer es un niño bueno y hermoso”.

Cada vez que llega la hora de tener una seria conversación con Boomer, el gracioso perro huye a toda velocidad para ocultarse tras su padre. Sabe que los dos no pueden estar molestos con él a la vez y nadie mejor que su papá para salvarlo.

“Boomer, ‘¿Tú hiciste esto?”.

El perrito es sometido a un exhaustivo interrogatorio pero él se encuentra protegido bajo los brazos de su padre.

Después de unos segundos el dueño se mueve un poco para ver la reacción, pero Boomer no estaba dispuesto a enfrentar completamente solo los regaños de su madre. A donde quiera que vaya su papá, Boomer lo seguirá.

Ni siquiera puede enfrentar el destrozado adorno y mira hacia otro lado cuando su madre lo enfrenta con la evidencia.

“¿Crees que tu papá va a protegerte, verdad?”.

Sus dueños intentan estar lo más serios posibles para enseñarle una lección pero no pueden evitar reírse con las ocurrencias de este perrito.

En cuanto el vídeo se dio a conocer en las redes se volvió completamente viral. Todos han preferido apoyar ciegamente al peludo bóxer y no han hecho más que enviarle mensajes de amor.

“Los perritos son como los niños. Hacen travesuras pero pase lo que pase siempre nos dejan con una gran sonrisa en el rostro”.

Por suerte, en el caso de este hermoso perrito sólo dañó el adorno pero no lo comió. Es importante recordar que si una mascota llega a ingerir algo así debemos acudir lo más pronto posible al veterinario para velar por su salud.

Parece que el astuto Boomer sólo quería arruinar un adorno y buscar un poco de protección tras los brazos de su padre.

¿Qué opinas de la graciosa reacción de este perrito? Comparte esta nota para que el mundo entero siga derritiéndose con el adorable Boomer.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!