Conmoción en las redes por el ternero que nació con el rostro parecido al de un humano

La naturaleza puede guardarnos innumerables sorpresas, muchas se tratan de nuevas vidas que nos enamoran por completo, o de comportamientos y reacciones de los animales que nos dan verdaderas lecciones de vida.

Pero en ciertas ocasiones, se pueden dar ciertos fenómenos de gran rareza que nos estremecen, especialmente porque más allá del asombro que nos provocan, sabemos que mucho tiene que ver en todo aquello la mano manipuladora del ser humano que altera el transcurso habitual del orden natural.

Tal como sucedió con el nacimiento de un ternero extremadamente raro.

El suceso tuvo lugar en un pequeño pueblo de Villa Ana, en el departamento argentino santafesino de General Obligado. El granjero que fue testigo de semejante rareza no dudó en capturar imágenes y un video que fue difundido en las redes sociales, ya que no podía salir de su asombro.

El becerro nació con el rostro parecido al de un humano y es realmente impactante.

Desde que fue publicado en las redes, los internautas no han parado de compartir el video y comentarlo, ya que el rostro del ternero tiene efectivamente un parecido con un ser humano tal, que impresiona.

«Este es un ternerito que nació igual que un humano.. ¡Pero mírale la cara!», se puede escuchar al dueño del animal que no puede creer lo que ve.

La disposición de los ojos y la forma del hocico hacen que el rostro del ternero sea comparado con el de un humano indudablemente. El animalito nació el jueves pasado en un campo ubicado en el paraje La Reserva, a casi 500 kilómetros de la capital provincial.

Los especialistas explicaron a los medios locales que el ternero nació así debido a una malformación craneal, por lo que sólo vivió unas pocas horas.

El caso conmocionó tanto en la comunidad que una riada de vecinos se acercó al paraje para comprobar con sus propios ojos la rareza del rostro del animal y capturaron diversas imágenes que se hicieron virales en las redes.

El genetista Nicolás Magnano detalló que el animal pudo haber sufrido «una mutación genética».

«Esto hace que un animal se vea distinto a la raza, como el ternero que fue noticia porque muchos le ven cara de hombre. La mutación de algunos genes produce una malformación a la que le encontramos un parecido con otra cosa», precisó.

Con respecto al origen de esta mutación, dijo que es algo que se presenta de manera espontánea o por la acción de mutágenos, que son agentes físicos, químicos o biológicos que alteran o cambian la información genética.

Es lamentable que debido a la intervención del hombre en la naturaleza tengamos que ser testigos de este tipo de fenómenos, que terminan por impedir que una vida se desarrolle. Comparte para crear conciencia y recuerda que la naturaleza merece ser respetada.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!