Construye para las ardillas que lo visitan una diminuta mesita de picnic y se hace viral

Para los amantes de los animales no hay nada más satisfactorio que ayudarlos y darle en lo mejor en la medida de las posibilidades. Todos sabemos que algunos animalitos domésticos los podemos tener en casa y consentirlos como un miembro más de la familia.

Sin embargo, hay otros que necesitan vivir en su hábitat natural y ser contemplados desde la distancia.

Por lo general las ardillas van al patio de Rick dos veces al día.

Las ardillas son uno de esos animalitos de los que todos tenemos algún referente pero pocas veces admiramos.

Es bien sabido que estas adorables criaturas comen de algunas semillas de los árboles o de las que caen al suelo. Comer del suelo no es ninguno problema para esta especie.

El entusiasmo de las ardillas a la hora de comer es la aprobación perfecta del proyecto.

Sin embargo, recientemente un hombre creó un plan para ofrecerles un lugar digno para comer, un espacio hecho con infinito amor donde las ardillas puedan disfrutar de sus comidas.

La ardilla es un mamífero roedor.

Rick Kalinowski es un verdadero amante de las ardillas, por suerte puede contemplarlas diariamente ya que muchas ardillas habitan en el patio de su hogar.

Rick quería darles lo mejor y decidió crearles una mesa de picnic ubicándola en su cerca para que las ardillas se sintieran cómodas y seguras comiendo.

Miden entre 35 y 45 centímetros de longitud.

Para ejecutar el proyecto solo fue necesario algo de madera, algunos clavos, una cierra, martillo y mucho amor para completar la idea.

Al finalizar decidió  consentir un poco más a estas hermosas criaturas y puso una variedad de nueces en la pequeña mesa, que desde la distancia es una ternura digna de admirar.

Verlas disfrutar comiendo en la pequeña mesa es la mejor forma de agradecimiento.

Solo fue cuestión de tiempo para que las peluditas de cola esponjosa llegaran a deleitarse, se sentaban muy educadamente sobre los bancos y comían de las semillas que su fans número uno había puesto para ellas.

Kalinowski comenta al respecto:

«Realmente creo que les encanta”.

Si bien Kalinowski realizó el proyecto para ayudar a las ardillas, él también encuentra placer a la hora de la comida, ubicó una mesa fuera de la ventana para tomar el café diario y tener las mejores compañeras en el desayuno.

La mejor recompensa para este amante de las ardillas es verlas llenas y felices. Bien dicen que barriguita llena, corazón contento, así que nos sentimos felices y plenos al ver a las ardillas saciadas y satisfechas.

No dejes de compartir la nota en tus redes y hagamos viral el hermoso proyecto de un hombre donde lo verdaderamente importante es complacer a las hermosas ardillas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!