Contorsionado y paralizado este perrito lloró durante días hasta que alguien lo rescató

¿Hay algo más conmovedor que un animal lesionado abandonado a su suerte? Es más que perturbador. ¡Pero esta historia termina felizmente, gracias a los humanos amorosos que vinieron al rescate justo a tiempo!

Un perro abandonado quedó paralizado en la calle. Estaba en evidente angustia y pidió ayuda. Por la forma en que su cuerpo estaba retorcido, era obvio que algo terrible le había sucedido y que necesitaba atención médica inmediata.

Era insólito ver a un animal en estas condiciones en medio de las calles

Desafortunadamente, en algunas partes del mundo, muchas personas pasan junto a animales heridos y no le prestan mucha atención.

El dulce perro siguió gimiendo. Obviamente su pelvis estaba lesionada. Su dolor debe haber sido inimaginable. Estaba cansado de tanto luchar y llorar, posiblemente durante muchas horas. Sus gritos no fueron escuchados sino ignorados.

Podrás ver el rescate y la recuperación de este tierno perrito aquí

Finalmente, aparecieron los rescatistas y lo llevaron al veterinario. Durante una evaluación médica determinaron que tenía fiebre debido a una infección severa.

El médico le dio analgésicos y antibióticos para tratar su infección. Finalmente pudo descansar sabiendo que ya no corría peligro en las calles.

El siguiente paso fue la cirugía para reparar la pelvis. El perrito debía estar en condiciones para resistir con éxito la intervención, además de que había que considerar que la recuperación sería lenta.

Sin embargo, estaban dispuestos a asumir el reto, con tal de cambiar para siempre la realidad de este animalito.

Tuvieron que alimentarlo manualmente por días

El dulce perro comenzó a alimentarse adecuadamente, luego de haber pasado meses de hambre y necesidad. Sus cuidadores se sentaron con él todo el tiempo, suministrándole incluso el alimento en su boca. Este pequeño nunca tuvo un amigo antes, ahora estaba rodeado de numerosas personas que le amaban.

El perro, como un gran sobreviviente, comenzó a avanzar con paso firme hacia su recuperación. Se hizo más fuerte cada día y finalmente, para la alegría de sus cuidadores, logró ponerse de pie y caminar un poco. Necesitaba mucha fisioterapia y ¡sus nuevos amigos humanos ayudaron con gusto!

Cada día, el angelito progresa cada vez más. Realmente es asombroso. ¡Estuvo casi al borde de la muerte y ahora puede caminar y hacer una vida normal y feliz, como cualquier otro perro!

Una vez que sea puesto de alta por el veterinario, estará disponible para su adopción. El perro que yacía solo, ignorado y gravemente lesionado, ahora vive una vida maravillosa gracias al cuidado de los humanos.

Este chiquillo ahora puede caminar. ¡Mira qué bien está luego de tanto sufrir!

Qué maravilloso es recibir noticias como esta, ¿verdad? Tú puedes replicarlas, compartiéndola en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!