Una caja de madera pasa una semana en la aduana, no sabían que 3 criaturas luchaban por su vida

Una extraña caja de madera sin identificación, llena de agujeros, permaneció en Aduanas del aeropuerto de Beirut, Líbano, sin que nadie hubiera reportado de su presencia. Hasta que los trabajadores decidieron abrirla sin imaginar el desgarrador contenido de su interior.

Se llevaron la sorpresa de su vida al hallar 3 cachorros de tigre siberiano de 4 meses de edad

La caja sólo medía 42 cm de altura, mientras que los animalitos medían 60 cm. Por lo que apenas podían moverse y ni siquiera podían mantenerse en pie.

Los tigritos en peligro de extinción fueron obligados a permanecer en ese atroz encierro durante 7 días en medio de su propio pis y heces

Una organización de rescate, Animals Lebanon, especializada en vida salvaje, fue alertada de la grave situación de los inocentes animales. Cuando llegaron en su rescate, habían sobrevivido a un agotador traslado y a un cruel sufrimiento en ese reducto.

Sus rescatistas no podían creer que siguieran con vida.

Animals Lebanon explicó que en la caja no figuraba ningún remitente o destinatario, y no había ninguna indicación de que los tigres siberianos estuvieran adentro.

Estaban totalmente débiles, deshidratados y desnutridos

STOP BABY TIGERS FROM ENDING UP IN THE BLACK MARKET!OUTRAGED?!?! SHARE this terrible story and help protect these three Siberian tigers.Stuck for seven days covered in their own urine and feces in a tiny maggot infested crate. They were shoved in a crate that was only 42 centimeters high while the animals were about 60 centimeters tall. These tigers were saved from further cruel suffering and possibly death by an order of a judge.They arrived a week earlier on a flight from Ukraine and were supposedly destined to a zoo in Syria.Nothing indicated that the box contained tigers or even live animals, and there were no details of a shipper or receiver. Other than an Air Waybill number, the box was completely unmarked…These four month old tigers are now in Animals Lebanon care. A specialized wildlife vet was flown in to give them all a medical examination. Their paw pads were raw and red from being covered in urine, and were their back legs and thighs. They had not received the proper vaccinations so all three were vaccinated. Only one tiger was found to have a microchip, though documents state that all three should have been microchipped.They are improving – but they are still at risk! Big cats can be worth tens of thousands of dollars on the black market. The owner is fighting to get them back, and we are fighting for the tigers and rule of law.Siberian tigers are protected under the Convention on International Tarde of Endangered Species (CITES). They can only be traded under very specific circumstances, and only when a number of other conditions are met.Officials have already stated that the transport conditions do not meet the regulations of CITES or IATA Live Animal Regulations. The owner, exporter and shipper is one man listed as 'Private Entrepreneur'…Animals Lebanon submitted today our case asking for the animals not just to be seized, but to be permanently confiscated.The Ministry of Agriculture, Judge of Urgent Matters and Customs have all made the right decisions. Now they need a decision to permanently protect them and prevent them from becoming part of the multibillion dollar wildlife trafficking industry!

Publiée par Animals Lebanon sur Jeudi 30 mars 2017

Una breve investigación reveló que los pequeños estaban siendo transferidos hacia un zoológico de Damasco, Siria, tras haber pasado un tiempo en un zoológico ubicado en Mykolaev, Ucrania.

Los problemas de papeleo ocasionó que la caja fuera retenida en el aeropuerto, sin que nadie supiera que había criaturas amenazadas que podían morir.

«La caja llegó sin marcas ni documentos, y no cumplía con las normas internacionales para el transporte de especies en peligro de extinción», dijo Jason Mier, director ejecutivo de Animals Lebanon.

Las almohadillas de las patas de los cachorros ya estaban rojas y desgastadas por haber pasado tanto tiempo empapadas de pis.

Los tigres siberianos están protegidos por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción (CITES, por sus siglas en inglés). Sólo se pueden comercializar en circunstancias muy específicas y cuando se cumplen varias otras condiciones.

Gracias al fallo de un juez, los tigres fueron entregados al cuidado de Animals Lebanon, temporalmente, donde fueron vacunados y han recibido toda la atención médica y el cariño que merecen. Además, tienen todo el espacio para correr libremente y recuperarse.

Ahora se encuentran en una batalla legal con el dueño de los cachorros, ya que uno de ellos tenía microchip y pudieron dar con el sujeto.

«Los felinos de gran tamaño pueden valer decenas de miles de dólares en el mercado negro. El dueño está haciendo todo lo posible para recuperarlos. Y nosotros estamos luchando por los cachorros», escribió Animals Lebanon.

Mientras que el director del zoológico ucraniano, Volodymyr Topchiy, dijo que el traslado de los cachorros era completamente legal: «Han pasado el despacho de aduanas, tenemos las declaraciones aduanales».

Es realmente indignante que estas criaturas hayan tenido que sufrir tanto para satisfacer la sed de dinero de unos desalmados. Comparte esta noticia para levantar la voz y exigir justicia, está en nuestras manos crear conciencia por un mundo de respeto hacia la vida salvaje.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!