Corre desesperado detrás de la ambulancia en la que llevan a su dueña al hospital

Estamos acostumbrados a escuchar que los perros son los mejores amigos del hombre, y sí, es un hecho que ellos con su lealtad nos demuestran que saben acompañarnos de manera incondicional, y sin esperar nada a cambio.

Aunque los perros no saben comunicarse verbalmente, sí saben expresar sus sentimientos a su manera, y desde sus acciones dejan en evidencia su inmensa capacidad para amar.

Tal como lo hizo este perrito de Turquía que protagoniza una escena que conmueve al mundo.

De acuerdo con un medio de comunicación local, la dueña del perro se enfermó y fue trasladada de urgencia en una ambulancia hasta un hospital en la ciudad de Büyükada.

La mujer logró subir a la ambulancia por sus propios medios, pero a su leal compañero no le permitieron entrar.

El animal se negó a dejarla sola, sabía que más que nunca ella necesitaba su compañía y protección, así que corrió desesperado detrás del vehículo.

Corrió sin detenerse, sin descanso en todo el trayecto hasta que llegó al hospital donde su dueña fue ingresada y se sintió satisfecho.

Dentro del centro de salud, el personal recibió al perro y lo mantuvo vigilado mientras su dueña recibía el tratamiento médico que necesitaba.

Todos los que fueron testigos del gesto de amor se mostraron muy conmovidos por el compromiso del perro de permanecer siempre junto a su gran amiga, junto a quien consideraba su familia.

Uno de los que presenció la reacción del perro cuando la ambulancia comenzó su trayecto hacia el hospital, grabó las escenas con su teléfono móvil y desde que se difundieron no paran de recorrer el mundo.

A pesar de que se desconoce la identidad y el estado de salud de la mujer, su mascota se convirtió en una celebridad. Pero más que en una celebridad, se consagró como un símbolo del amor de los perros, seres increíbles, con un corazón donde solo hay espacio para la nobleza.

Es difícil no conmoverse al verlo agitado, concentrado en llegar al lugar al que llevarían a su dueña que sabía que estaba en peligro.

Así son los amigos verdaderos, están en las buenas, y en las malas, no es necesario acudir a ellos porque se mantienen a nuestro lado.

Esperamos que la mujer se haya recuperado totalmente y ahora siga junto a su fiel amigo compartiendo juntos días de aventuras y alegría. Comparte este vídeo que toca el corazón de todos los amantes de los animales.

Más noticias sobre: