«Cree que es un pollito más» – Un patito nace del huevo que una gallina estuvo cuidando

Dicen que no hay nada como el instinto de una madre, pero la curiosa historia de una gallina es una prueba de que la naturaleza nos ofrece grandiosas demostraciones de amor.

Enlaces patrocinados

Courtney Sugarman y su esposo Caleb siempre han sido grandes amantes de los animales de granja. Cuando contaron con el espacio apropiado, decidieron hacer su familia un poco más grande y le dieron la bienvenida a seis patos adultos y a tres gallinas.

Durante los primeros meses, las gallinas y los patitos no parecían muy dispuestos a entablar una amistad. Cada uno de ellos permanecía en su zona de la granja, pero parece que una gallina se las ingenió para robar un huevo de pato.

Courtney sabía distinguir claramente los huevos de cada uno de estos animales, así que quedó muy extrañada cuando notó que una de sus gallinas no paraba de cuidar y proteger algo que claramente no era de ella.

“Pensamos que no sucedería nada y que era posible que el patito nunca llegase a nacer”, explicó Courtney.

Enlaces patrocinados

La gallina había desarrollado en enorme instinto maternal y poco después la encontraron cuidando otros seis huevos que sí eran de ella.

A lo largo de varias semanas, los huevitos comenzaron a eclosionar y los Sugarman decidieron trasladar a la dedicada madre a un lugar más cálido en el interior de la casa.

“Todos comenzaron a nacer y regresamos una hora más tarde para descubrir que un pequeño patito también había salido de su cascarón”, dijo Courtney.

El patito estaba convencido de ser uno más de la familia. Con el paso del tiempo comenzó a crecer mucho más rápido que sus “hermanitos” y hasta sobrepasó a su amorosa madre adoptiva.

Enlaces patrocinados

Sin importar las diferencias en su tamaño, la gallina y el patito pasaban largas horas abrazados. Ya le han presentado a los otros patitos de la casa, pero él sólo parece interesado en permanecer cerca de las gallinas.

“Cree que es un pollito más. No le gusta nadar como a la mayoría de los patos a su edad. Se comporta como si fuese una gallina”, dijo Courtney.

No hay dudas de que este dulce patito nació en una situación extremadamente única. Su historia es un bonito recordatorio de lo especiales que son los animales y todo el amor que tienen para dar.

Enlaces patrocinados

Esperamos que esta amorosa gallina y su patito puedan disfrutar al máximo de su tiempo juntos.

¿Habías escuchado de un caso tan curioso como este? Cuéntanos tu opinión y no te vayas sin compartir a estos adorables madre e hijo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!