Cree que ha terminado de hacer las compras, pero el gato de la tienda la intercepta

Nuestros amigos los animales nunca dejan de sorprendernos, no importa el lugar siempre se las ingenian para hacernos la vida mucho más divertida y agradable.

Esto fue lo que la pasó a Christine Gray cuando estaba de compras en una tienda de jardinería y fue sorprendida por un adorable gato.

Christine ya había terminado de hacer sus compras y estaba preparándose para salir de la tienda y regresar a casa. Pero justo cuando estaba caminando hacia la salida de la tienda algo, o mejor dicho, alguien llamó su atención.

Se trataba de un hermoso gato con un gran pelaje, quien supo muy bien cómo hacer notar su presencia y lograr que Christine cambiara de opinión.

«Estaba sentado allí. El dueño se acercó y dijo que ese era Boots, que era amigable y que probablemente saltaría a mi carrito. Tan pronto como el propietario dijo eso, el gato saltó y se acurrucó en mi bolso”, dijo Christine.

Christine estaba maravillada de que Boots la hubiera elegido a ella. De inmediato supo que no se podía ir a casa hasta que Boots saltara de su carrito de nuevo. Este adorable gato le estaba pidiendo que no se marchara tan rápido.

Parece que Boots quería que Christine se quedara un rato más, cosa que no le molestaba para nada a Christine, quien estaba realmente encantada y dispuesta a complacer la petición de su nuevo amigo felino.

Christine se llevó a Boots en el carrito y entró de nuevo a la tienda. El hermoso gato estaba disfrutando del paseo. Aunque Christine no tenía idea de cuánto tiempo su amigo peludo querría estar en el carrito, y hace unos minutos estaba ya lista para irse, no le molestaba en absoluto quedarse un rato más en compañía de Boots.

«Estaba muy feliz de estar en mi carrito que me dejó acariciarlo. Traté de no tocarlo mucho para no molestarlo, ya que no quería que saltara», agregó Christine.

Boots se quedó en el carrito de Gray durante unos 15 minutos más y después decidió que ya era suficiente paseo. Después de observar el comportamiento de Boots estaba claro que era el típico gato de la tienda acostumbrado a llamar la atención de todos los que iban a comprar.

«Boots estaba bastante cómodo en el carrito, parece que esto lo hace mucho», dijo Christine.

Realmente cuando Christine salió de compras ese día jamás pensó que se iba a encontrar a un amigo tan adorable como Boots, quien sin decir una sola palabra la convenció de quedarse más tiempo comprando, incluso que se llevara objetos adicionales a los que estaba en la lista de compra inicial.

Comparte esta divertida historia que nos muestra a este ocurrente gato haciendo se las suyas para llamar la atención de los cliente.