Creyó que había perdido a su perro para siempre, pero 10 años después no puede parar de llorar

Cada vez que sabemos lo mucho que puede hacer un microchip por el futuro de una mascota, no podemos evitar sentir una gran alegría.

Un bóxer anciano fue trasladado al OKC Animal Welfare de Oklahoma. El perrito parecía haber estado perdido por mucho tiempo, así que decidieron escanearlo para ver si contaba con un microchip.

Esta perrita parecía haber estado perdida por mucho tiempo

El perrito estaba registrado, pero se sorprendieron al ver que no había habido ninguna actualización de información en una década, por lo que el personal asumió que quizás no podrían ponerse en contacto con la persona registrada como su propietario.

No obstante, y para salir de dudas, le dieron una oportunidad, así que se pusieron en contacto con una mujer llamada Crystal Fentress, cuya información estaba en el chip. Al recibir la llamada, la mujer estaba verdaderamente confundida.

Crystal no podía creer que volvería a abrazar a su amada Lela

Crystal dudó por algunos segundos, pero luego le pidió al personal del refugio que por favor le verificara el nombre de la mascota. Al escuchar que la perrita bóxer se llamaba Lela, la mujer no dio crédito a lo que oía. ¡Era un verdadero milagro!

Morgan Epperson, que trabaja en el centro de bienestar animal, podía entender por qué Crystal estaba tan sorprendida con la noticia: ella no había visto a Lela en 10 años. Al otro lado de la línea, la dueña de la perrita lloraba, era algo totalmente inesperado.

Hace años, Crystal se mudó de Texas a Oklahoma con Lela. Desafortunadamente, su nuevo complejo de apartamentos no le permitió tener a ningún animal. Su trabajo consistía en trabajar con pacientes, y un paciente se ofreció a dar un nuevo hogar a Lela.

Durante un tiempo, Crystal continuó manteniéndose en contacto con la nueva familia de Lela, pero finalmente perdió el contacto. No tenía idea de que la pobre perrita se había perdido. Ansiosamente, Crystal condujo al refugio al día siguiente de la llamada, con la esperanza de volver a ver a su chiquilla.

Morgan, el encargado del caso de Lela, no pudo resistir el momento en el que Crystal se reunió con su mascota 10 años más tarde.

El reencuentro de esta mujer con su amada bóxer fue realmente emotivo. Se podría decir que la perrita había vuelto a casa luego de una década de incertidumbre.

Para los personajes del refugio de mascotas fue una aventura fascinante poder ver este reencuentro. Especialmente porque todo fue posible gracias a algo tan pequeñito como un microchip. ¡Y no es la primera vez que sabemos de una historia semejante!

Por suerte ahora Lela está donde debe estar, junto a la persona de la que no debió separarse nunca. Vivirá sus últimos años colmada de una gran felicidad.

Lela ha vuelto a casa, justo a tiempo para vivir feliz y amada sus últimos años

Si te emociona tanto como a las protagonistas de esta anécdota el reencuentro, ¿por qué no compartirlo con otros en tus redes sociales?

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!