Crea croquetas anticonceptivas no invasivas para el control de la natalidad de perros callejeros

La problemática de los perritos que viven en situación de calle siempre ha sido un asunto bastante lamentable. Aunque se han creado diferentes organizaciones que buscan rescatarlos y brindarles la posibilidad de un hogar, lo cierto es que mientras las personas sigan dejando a su suerte a sus caninos y estos se reproduzcan sin control, el asunto será una cosa de nunca acabar.

La reproducción descontrolada de estos animalitos ha sido enfrentada por los gobiernos de manera bastante cruel, con la implementación de métodos de exterminios masivos.

Ante este tipo de prácticas, una mexicana ha creado un nuevo método anticonceptivo para ayudar a controlar la natalidad canina.

Su nombre es Sheila Irais Peña Corona, alumna de doctorado en la Facultad de Medicina
Veterinaria y Zootecnia (FMVZ), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta joven ha creado unas croquetas para perros capaces de inhibir a las hembras de la especie de uno o dos procesos de celos.

Sheila Peña y el Doctor veterinario Héctor Serrano.

El efecto anticonceptivo de este alimento se debe al uso de un fármaco no invasivo dentro de los ingredientes con los que se fabrican las croquetas.

La intención de esta futura doctora es utilizar el fármaco natural para reducir la tasa de natalidad canina en las calles.

Según explica Peña Corona, tratamientos como la esterilización quirúrgica son altamente costosos, además de resultar invasivos para los animalitos

Además, estos animalitos al vivir en condiciones de calle no tienen a nadie que pueda cuidar de ellos diariamente, menos durante el proceso de recuperación.

La investigación y las prácticas de desarrollo de este fármaco en presentación de croquetas, se ha desarrollado desde el 2017.

Sin embargo, el medicamento aún se encuentra en una etapa experimental, a la espera de evaluar sus efectos a corto y largo plazo antes de ser patentizado.

Estas croquetas representan una solución palpable ante el problema.

Sólo en el 2016 se registraron 23 millones de perritos viviendo en las calles del mencionado país norteamericano.

Esta cifra que podría haber aumentado en los últimos tres años, a pesar de los intentos por controlar la natalidad canina.

The Nation

El proyecto de Peña Corona contempla no sólo la fabricación del alimento, sino que su producción obtenga el patrocinio necesario para que, en un primer momento, las croquetas sean puestas al alcance de los perritos que viven en las principales ciudades del país.

Sin embargo, la solución que ha dado esta joven simboliza una esperanza para la problemática y de funcionar sería bastante conveniente que las croquetas se patenticen en diferentes partes del mundo. Por los momentos habrá que esperar los resultados y que las croquetas estén en el mercado.

Nos encantan este tipo de soluciones amigables que no vulneran los derechos de los perritos. Comparte esta nota e informar a tus amigos sobre este prometedor proyecto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!