Kolo no podrá acurrucar más a los pacientes en la sala de emergencias de un hospital

Los gatitos suelen ser muy escurridizos, pues a diferencia de otros animalitos, como los perros, llegan a ser más independientes.

Sin embargo, nadie se esperaría encontrarse a uno de estos amiguitos en la sala de emergencia de un hospital, pero hay un gato bastante osado que ha roto esta barrera.

Su nombre es Kolo, un felino atigrado que por más de un año había visitado el departamento de emergencias del Southmead Hospital en Bristol, Inglaterra.

Todas las tardes Kolo se escapaba de su hogar para tomar un paseo y aprovechaba para visitar al personal del hospital.

Su lugar preferido era la sala de emergencias, donde disfrutaba acurrucarse y reposar sobre las piernas de los pacientes.

Desde sus primeras visitas, Kolo supo cómo hacerse querer y en cuestión de semanas se había hecho famoso.

“Gracias por darme un abrazo y poner una sonrisa en mi cara cuando entré al trabajo esta
mañana. Justo lo que necesitaba al comienzo de un turno de 12 horas», comentó una enfermera en Facebook.

Kolo en compañía de Leo, un paciente de 10 años con TDAH.

Su propietaria, Vikki Gillies, quien vive cerca del hospital, no sabía de las visitas secretas de su animalito hasta que las fotos de Kolo comenzaron a circular por las redes sociales.

Los autorretratos de pacientes junto a esta criaturita llamaron la atención de muchos y Vikki decidió crear un Facebook personal para el gatito.

«Si alguna vez ha estado en el hospital de Southmead, es posible que haya tenido el placer de conocerme […] Me complace escuchar que he traído tanta alegría a las personas que lamentablemente han tenido que visitar el hospital y espero que continúen haciéndolo», escribió Vikki en Facebook, durante el mes de marzo.

Para muchos, este animalito se había convertido en una especie de medicina, pues con su amor y encanto lograba levantarle el ánimo a cualquiera. Sin embargo, hasta el mes pasado Kolo pudo realizar sus amigables visitas. El personal administrativo del Southmead Hospital decidió prohibir el acceso al Kolo al área de emergencias.

«El gato no es bienvenido en nuestro departamento de accidentes y emergencias y estaremos intensificando nuestros esfuerzos para asegurarnos de que ya no ingrese al edificio», dijo Helen Blanchard, directora de enfermería y calidad de North Bristol NHS Trust.

Daily Mail

Sabemos que la presencia de animalitos en un centro de salud no es algo muy común y puede llegar a ser riesgoso. Sin embargo, muchos coinciden en lo positivo que habían sido las visitas de Kolo al hospital. Ahora el animalito no podrá entrar, pero con lo escurridizo que ha resultado dudamos que prohibirle el paso sea algo sencillo ¡Suerte con eso al personal de seguridad!

Comparte esta nota y déjales saber a tus amigos la buena compañía que ha resultado ser este amiguito para muchas personas que necesitaban ánimo durante su estadía en el hospital.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!