Cuando llega a casa encuentra a sus bulldogs «inconscientes» en el suelo y actúa de inmediato

Si crees que los bulldogs no son lo suficientemente graciosos por tener esa carita seria que lo caracteriza, piénsalo dos veces.

¡Estos perros no solo pueden ser sencillamente adorables, también son definitivamente inteligentes!

Hay algunos perros que, naturalmente, aprenden cómo «hacerse los muertitos», principalmente porque así consiguen ciertas ventajas para ellos.

Y en su mayor parte, esto es útil cuando un perro ha hecho algo malo y quiere evitar el castigo de su dueño.

Sophia es uno de esos bulldogs dispuestos a todo, menos a ganarse su buen regaño

bulldogs

Si bien no pueden hacerse los muertos para siempre y eventualmente tienen que enfrentar las consecuencias de su travesura, sigue siendo bastante divertido verlos intentar rehuir el castigo. Algunas veces con una ternura que desarma a cualquier dueño.

Recientemente, un peculiar vídeo que ha dado la vuelta al mundo tras ser compartido en diversas plataformas sociales, no hace más que demostrarnos lo astuta y divertida que puede ser esta hermosa raza de perros.

Se trata de dos inteligentes bulldogs que hicieron todo lo posible con el fin de lograr evitar una situación incómoda con su dueña, bastante enojada por sus travesuras.

Te garantizamos que es uno de esos vídeos que arreglarán tu día, dejándote en sonrisa permanente.

Las escenas virales acumulan millones de reproducciones en todas las redes sociales

Sophia y Oliver sabían de sobra el revuelo que habían armado y trataron de escaparse del castigo con la treta más descabellada.

A decir verdad, tanto Sophia como Oliver hicieron de chicos malos, mientras sus dueños estaban fuera de casa. ¡Hicieron un gran lío de perros en la sala de estar!

Así que cuando sus dueños regresaron a casa, lógicamente no esperaban un desastre así y no estaban para nada orgullosos de sus mascotas amadas.

Sintiendo repentinamente la culpa por sus acciones, estos dos cachorros tuvieron que pensar rápidamente cómo salir del problema que estaban enfrentando. La solución que idearon fue tan rápida, como astuta y por demás, divertida.

Oliver de verdad que se merecía un galardón por su buena actuación

Era un truco bastante inteligente, o al menos eso es lo pensaron. Pero su dueño ya estaba un paso por delante de ellos.

Al principio, no te puedes creer cómo los traviesos Oliver y Sophia se tienden en el suelo de una manera muy, muy convincente… ¡Cualquiera que los hubiese visto habría llamado a la ambulancia para atender su crisis de risa o de ternura!

 ¿Alguien dijo Bocadillo? El hambre traicionó a Sophia y fue la primera en correr a la cocina

Sin embargo, la madre de Oliver y de Sophia no estaba dispuesta a dejarse enredar por este par de tramposos y sabía de sobra cuáles eran las palabras mágicas a decir para “resucitarlos” de su drama.

En el vídeo, ella los engaña al anunciar en la habitación:

«¿Quién quiere un bocadillo?»

La primera en levantarse del suelo es la glotona Sophia, mientras Oliver, un poco más previsivo, se lo piensa, pero es que la madre ha dicho la palabra mágica: “bocadillo” y además, ¡la repite!

¿Cómo negarse? ¡Una vez captura a los dos perros en su farsa los vuelve a reprender y ellos, veloces, tornan a desplomarse, haciéndonos morir de risa y ternura.

Oliver se tardó un poco más en abandonar su papel, pero… ¡Nada los salvó del escarmiento!

Verdaderamente, es una suerte que su dueña haya podido registrarlo todo para la posteridad. Es un hermoso recuerdo que revela la divertida personalidad de los perros, quienes muchas veces nos enamoraran comportándose como si fueran niños pequeños.

Ojalá que a todos los perritos como Sophia y Oliver les toquen familias pacientes, que los traten con el amor que merecen.

Más noticias sobre: