Cuando lo rescatan estaba al borde de la muerte pero luchó con todas sus fuerzas para sobrevivir

Cambiar la definición de tortura animal y considerarlo como un delito mayor es el principal objetivo de activistas y defensores de animales después de que se diera a conocer la historia de Ethan, un adorable perrito que fue rescatado al borde de la muerte en estacionamiento de un refugio de animales en Kentucky, Estados Unidos.

El perrito no tenía fuerza ni para levantar su cabeza.

Cuando el perrito fue rescatado el pasado 29 de enero su respiración era mínima, su cuerpo parecía un pequeño bulto de huesos y tenía la mirada más triste que los rescatistas hayan visto.

Ethan parecía no tener fuerzas para luchar, pero por suerte, ahora estaba en las manos correctas y junto a seres que hicieron lo humanamente posible por salvarlo.

Presentaba un caso de desnutrición y anemia grave.

El caso de Ethan rápidamente se difundió en las redes y medios locales, su conmovedora historia se utilizó para presionar y agilizar un proyecto de ley que buscaba cambiar la definición de tortura animal y considerarlo como un delito mayor en Kentucky.

A través de su página de Facebook el grupo de rescate comentó:

“No sabemos cómo llegó Ethan a este punto, basándonos en su condición, creemos que puede haber estado encerrado en una caja sin comida durante semanas”.

El proceso de recuperación de este hermoso perrito ha sido lento pero satisfactorio, cuando lo encontraron tan solo pesaba 17 kilos y en menos de dos semanas ha logrado duplicar ese peso.

Ethan cuenta con el apoyo de un maravilloso equipo, veterinarios, rescatistas y voluntarios han sido los principales testigos de su impresionante transformación.

“Lo hemos visto pasar de un esqueleto viviente a esta hermosa alma que ha luchado con todo para sobrevivir. Él es un recordatorio de que tenemos la capacidad de superar incluso la peor de las circunstancias”.

La historia de Ethan ha conmovido a toda una nación y amantes de los animales del mundo, el republicano Chris Freeland presentó su caso en el proyecto de la ley 57 para evitar que otro animalito pase por algo similar. Al respecto comentó:

“Solo estoy tratando de asegurarme de que Kentucky suba un poco en la escala de nuestras reglas de bienestar animal.

Realmente se trata de lidiar con la peor de las acciones que la gente puede hacer y, como saben, la historia de Ethan es clave en este proyecto”.

Ethan sigue recuperándose al lado de todos sus ángeles, está aprendiendo a usar de nuevo sus patitas y dar sus primeros pasos por sí solo.

Este hermoso perrito tiene una nueva oportunidad y nos ha demostrado que todo es posible cuando se está al lado de las personas correctas.

En una reciente actualización, el refugio comentó a través de sus redes lo siguiente:

“Finalmente está lo suficientemente bien como para ser liberado al cuidado de un miembro del personal experimentado al final de esta semana para continuar su rehabilitación en una casa de acogida amorosa.

Mientras que se irá a casa con el miembro del personal durante la noche, regresará al refugio cada día para recibir atención especializada y así podremos seguir vigilando de cerca su progreso.

Hasta ahora ha superado todas nuestras más salvajes expectativas y sigue sorprendiéndonos con su notable recuperación”.

Este hermoso perrito es un verdadero guerrero. Infinitas gracias a todo el personal que está velando por su bienestar y a quienes con sus donaciones hacen que esto sea posible.

Dile no al maltrato animal y sigamos siendo fieles defensores de sus derechos. Juntos somos más. ¡Comparte!