Cuatro amigos escriben una carta a la perrita del vecino y la respuesta inunda las redes

Existen vivencias imborrables de nuestra infancia que sin duda nos marcan para siempre. Y ese era el caso de estos 4 jóvenes estudiantes de Ingeniería, que acababan de mudarse juntos a un nuevo apartamento, en Bristol (Estados Unidos).

Acostumbrados a haber crecido con mascotas y no concebir la vida sin un compañero peludo, estaban devastados. El casero les prohibía tener una, pero su vecino sí que tenía un adorable perrito color negro.

Nada más verlo y enamorarse por completo fue una sola cosa. Así que tuvieron la idea más genial; sin dudarlo, escribieron una sentida, creativa y sincera carta al vecino.

«El otro día, notamos que un amigo de cuatro patas nos miraba por la ventana cuando llegamos a casa del trabajo. Él o ella parecía el chico o chica más simpático/a», empieza la carta. «Si alguna vez necesitas que alguien le acompañe, con gusto lo haremos. Si alguna vez te aburres (sabemos que nunca lo harás, pero podemos soñarlo), estaremos más que felices de cuidarlo/a».

«Si quieres traerlo aquí e iluminar nuestros días, será más que bienvenido. Si quieres pasar caminando junto a nuestro balcón para que así podamos verlo, hazlo también«, agregan.

Luego concluyen la misiva explicando la razón de peso que los lleva a escribir eso y que es lo que definitivamente les ganó la respuesta que recibieron a continuación y la veneración de las redes:

«Nuestro casero no nos permite mascotas y todos nosotros crecimos con animales. La vida adulta es muy dura sin un perro. Los chicos del número 23″, concluye la misiva.

Lo que no imaginaron es que inmediatamente recibirían una respuesta a manera de carta escrita a mano, que los dejó sin palabras.

Pudieron saber que el perrito en realidad era una perrita y se llamaba Stevie Ticks

La carta estaba doblada dentro de un sobre que iba dirigida a «Los chicos».

Cuando le dieron la vuelta para abrirla, se conmovieron por completo al ver que estaba sellada con la huella de una patita estampada, era la marca de Stevie Ticks.

El dueño agradecía enormemente el gesto y lo que respondió enamoró a millones. Les dio detalles de quién era Stevie Ticks, una mezcla de labrador y pastor alemán negro de 2 años de edad, y cómo fue rescatada de una caja.

«Tienen razón de que soy encantadora, ¿cómo lo sabían?…Me encanta conocer gente nueva y sería genial si pudiéramos ser amigos. Debo advertirles de que el precio de mi amistad es 5 lanzamientos de pelota por día y que me rasquen la barriga cada vez que lo exijo».

«Aquí entendemos lo difícil que es encontrar alquileres que acepten mascotas y la vida simplemente no está llena sin un perro, ¡¿verdad ?! Me encantaría quedar cuando os apetezca», continuaba la emotiva carta.

La historia fue publicada en Twitter donde no tardó en hacerse viral, acumulando más de 500.000 me gusta y más de 100.000 retuits:

Indudablemente, los jóvenes se volvieron en los héroes de Interntet, y Stevie Ticks se hizo tan famosa que ahora tiene su propia cuenta de Instagram, con más de 60.000 seguidores gracias a que conquistó el corazón de sus 4 vecinos.

Pero lo más emocionante vino después: los jóvenes conocieron a Stevie y la sacan a pasear de vez en cuando, como prometieron.

No te vayas sin compartir esta dulce historia que calentará el corazón de todos tus amigos. Es una prueba de la invaluable huella que puede dejar un animalito en nuestra vida, mucho más de lo que imaginamos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!