La dejaron en una jaula sobre un contenedor de basura para deshacerse de ella en pleno invierno

Es bien sabido que los contenedores de basura se usan para desechar los residuos que producimos, aquello que ya no nos sirve o no funciona, aunque tengan una función muy marcada. Pero lamentablemente algunas personas piensan que se puede botar algo más que simple desechos.

La perrita de nuestra historia fue cruelmente abandonada en uno de estos recipientes, por un ser que sin escrúpulos la dejó a la intemperie en un día muy frío y sin ningún tipo de alimento.

El incidente ocurrió en una de las calles de Pittsburgh, Pensilvania.

La perrita fue rescatada por unos oficiales que recibieron una llamada y decidieron acercarse a la triste escena. Al llegar se encontraron con una hermosa y asustadiza pitbull dentro de una jaula semiabierta encima de un gran contenedor de basura.

Sola, sin comida, ni un hogar y con un fuerte invierno, su salvación había llegado justo a tiempo.

Se trata de un pitbull de dos años.

Los tristes ojos de la perrita relataban la terrible experiencia por la que había pasado, aunque no hay indicios de todo lo que sucedió solo basta mirarla a los ojos para sentir que estaba aterrada.

Los oficiales llevaron a la perrita al Humane Animal Rescue, ahí le dieron toda la atención que necesitaba.

No todos los perros toleran el frío ni aguantan las mismas temperaturas.

Dan Rossi es miembro de este equipo de rescate, comenta que la perrita estaba muy aterrada pero que está en buena forma y con un peso acorde a su edad, también destaca que es evidente que ha tenido varias camadas de cachorros.

Hasta los momentos se desconoce dónde están sus cachorritos, deseamos no tengan el mismo destino que esta hermosa pitbull.

Por suerte no tenía ninguna lesión ni daño mayor.

La policía de Pittsburgsh hizo todo lo humanamente posible para encontrar a los responsables de tan insensible acto, después de unos días de incansable investigación lograron dar con los dueños de la perrita.

Aunque es ilegal dejar a una mascota fuera de casa con temperaturas extremadamente bajas, el Departamento de Policía está determinando si presentar cargos o no.

La policía sigue realizando constantes entrevistas a los antiguos dueños pero aún no toman una decisión final.

Los sabemos, resulta muy difícil imaginar que estas personas queden absueltas de un delito que es penado por la ley, no basta solo con quitarles el perrito y llevarlos a un lugar donde se recuperen y luego sean puestos en adopción.

Si bien esta pitbull merece una familia amorosa que le de toda la atención que necesita, también merece que los responsables de su terrible experiencia paguen por sus actos.

Por favor, comparte esta historia con tus amigos y formemos una gran red para seguir defendiendo los derechos de los animalitos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!