Daniel, el verdadero «ángel guardián» que adaptó su hogar para acoger a 70 perritos callejeros

Hay personas que aman, cuidan y aman a todos los animales, y que siempre están dispuestas a dar más de sí mismas con tal de ayudar a cualquiera que lo necesite, y dedican su vida a esta hermosa acción. Tal es el caso de un hombre que ha adaptado su propia casa para poder tener un lugar que ofrecerles a los perritos sin hogar.

Hay muchos perros necesitados

Daniel Mares tiene 35 años, vive en el Estado de México, y desde muy pequeño ha tenido una verdadera conexión con los peluditos, dice que su amor por los perros surgió desde antes que él mismo naciera, y lo dice porque antes de nacer, dos perros cuidaban a su mamá, y cuando él nació, por supuesto que también cuidaron de él.

Así que desde muy pequeño se vio rodeado por perritos, y aprendió a quererlos y a cuidarlos, además recuerda que era muy normal que los perros de todos lados lo siguieran, por lo que en su colonia lo conocían como “El niño perro”, apodo que le daba mucho orgullo.

Lo llamaban «El niño perro»

Esta es la conexión que ha llevado a Daniel a transformar su propia casa en un refugio al que lleva animales abandonados de su colonia, pero también de otras colonias que están cerca, o de cualquier otro lado.

Daniel expresa que desde muy pequeño empezó a recoger perros, a llevarlos a su casa, a cuidarlos y a darles un hogar temporal, así como a buscarles un hogar definitivo en el que puedan estar contentos y llenos de amor.

“Gracias por la hermosa labor que realiza, es todo un ángel para esos animalitos que lo necesitan tanto”, comentó un usuario de redes sociales.

Daniel ha llegado a tener hasta 70 perritos albergados, a los que poco a poco les encontró un hogar; más recientemente el conteo fue de 35 canes en su casa, pero una organización que también se dedica a ayudar animales sin hogar acogió a seis de ellos, por lo que se quedó sólo con 25, que no son pocos.

Daniel ha recogido a perritos de todas las razas: desde dóberman y boxer, pasando por pitbull y akita; pero por supuesto también se ha llevado a perros criollos, que son los más propensos a estar solos en las calles.

“Ese hombre es un gran ser humano, merece mis respetos”, comentó un internauta.

Sin duda la gran labor que hace Daniel es importantísima; ojalá pueda hacerla por mucho más tiempo.

Comparte esta historia que es el ejemplo de que para ayudar lo único que se necesita es el deseo de hacerlo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!