Deja a su perrito con el pelaje de color morado y no encuentra forma de retirar la pigmentación

Cuando se tiene un perrito en casa muchas se veces este adorable ser se convierte en un  explorador que disfruta hacer grandes aventuras.

Enlaces patrocinados

Si bien, esto resulta muy satisfactorio, pues su felicidad, es la felicidad de su dueño, la verdad es que cada nueva aventura implica que a veces termine muy sucio y enmarañado.

Al menos, esto es lo que sucede con Gizmo, un perrito increíblemente curioso al que le encanta explorar.

Gizmo es tratado como un miembro más de la familia y el consentido de la casa.

Donde quiera que vaya, tiene la necesidad de recorrer cada metro cuadrado, lo que significa que la mayoría de las veces termina sucio. Su madre, Lottie Cooper, es una paseadora de perros lo que significa que Gizmo tiene mucho tiempo para recorrer las playas, parques y nuevos lugares por descubrir.

Sin embargo, tantas aventuras han causado que Gizmo pierda el color blanco natural de su pelaje y que con el tiempo se torne cada vez más oscuro.

Un travieso perrito que ama ser el centro de atención.

Enlaces patrocinados

Recientemente, Cooper decidió darle un baño a su hermosa mascota con la intención de ayudarle a recuperar su color.

Decidió usar un champú especial que evita que el pelaje de los perritos se vuelva amarillo. Al respecto, Cooper comentó:

“Usé el champú para intentar que volvieran sus mechones blancos naturales”.

Pero desafortunadamente, las cosas no salieron para nada como lo planeado. Gizmo accidentalmente terminó completamente morado.

Enlaces patrocinados

Al ver el nuevo aspecto del perrito, Cooper no podía creer lo que había sucedido, aunque fue completamente un accidente se sentía culpable por haber puesto a su perro morado. Lo más importante es que el producto era completamente inofensivo para su piel, la única consecuencia a la que se enfrentó el perro fue al cambio del color de su pelaje.

Por supuesto, a Gizmo no parecía importarle para nada su nuevo look.

Cooper por su parte, intentó bañar a su muy colorida mascota en repetidas ocasiones con la esperanza de que el morado se desvaneciera. Pero la verdad, es que el resultado no fue muy satisfactorio.

Al parecer, debe esperar que el tiempo haga su efecto para volver a ver el blanco natural del perrito.

Enlaces patrocinados

Por ahora, Gizmo disfruta ser el centro de atención de su comunidad y el responsable de genuinas risas de quienes consideran que el nuevo aspecto de Gizmo es muy divertido. Al respecto Cooper destacó:

“La gente piensa que es lo más divertido. Él es casi como una estrella en nuestra ciudad, así que la gente lo ha encontrado súper divertido.

Es el perro payaso, le encanta hacer reír a la gente, así que fue muy apropiado que se convirtiera en un arándano”.

Gizmo seguirá disfrutando de su nuevo y colorido pelaje. Después de todo, combina muy bien con su conducta alegre y aventurera.

Muchas veces los perritos son los responsables de que nuestros días estén llenos de alegría. Comparte y sigamos contagiando al mundo de divertidas historias.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!