Dejan a un perro encerrado en un auto caliente, muchos se indignaron hasta que leyeron el cartel

Si eres amante de los animales, adoptar a un perrito es una de las mejores decisiones que puedes tomar, ya que pocos seres son tan sociables como ellos. Siempre en constante comunicación con su familia humana a través de sus demostraciones de fidelidad y cariño.

Solo les falta hablar para decirnos en nuestro idioma que ellos son nuestros mejores amigos. Los canes son el amor puro hecho animal y aunque a veces te gruña o no quiera dejarse acariciar, lo hace porque te quiere. Siempre han estado y estarán allí para nosotros, sin pedir nada a cambio más que el amor que les debemos en reciprocidad.

Por lo tanto, y como cualquier otra mascota, estos peludos cuadrúpedos merecen un buen trato y cuidados de parte de sus humanos para vivir en paz y felices. Necesitan estar bien alimentados, abrigados y queridos; ser libres para poder correr, saltar y jugar cuando se les antoje, en un ambiente adecuado para su salud.

Salir a pasear con tu perro puede ser divertido o volverse complicado, sobre todo si vas con él a todos lados y acostumbras a dejarlo esperándote en el auto. La mayoría de los perros se ponen ansiosos cuando los dejan encerrados en el vehículo, pero no todos los casos son iguales.

Este perrito fue dejado en el auto, sí. Solo y con las ventanas cerradas en un día caluroso, también es verdad, pero con un cartel pegado a la ventana que explicaba que el animal contaba con aire acondicionado y una radio estéreo sonando con un poco de buen jazz, su música favorita.

“Por favor no rompa el vidrio! el aire acondicionado está encendido, tiene agua, comida y está escuchando David Bowie. GRACIAS”, decía el cartel.

A pesar del encierro, el animalito no se notaba estresado

A diferencia de otras ocasiones en que los perros son dejados dentro de los vehículos y deben ser salvados de morir ahogados, a este simpático perrito parecía irle de maravilla en el automóvil, bien fresco, mientras sonaban las notas de un tema de David Bowie.

Solo le faltaba una linda cachorrita para pasar el rato, pero, ¡qué diablos! se la estaba pasando de perlas igual.

“La expresión del perro indicaba que lo estaba pasando genial”, comentó un transeúnte que se detuvo para observar al can encerrado.

Si bien es cierto que hoy en día existen centros comerciales que permiten el acceso de las mascotas, no es todavía una política generalizada. Es por ello que muchas veces los humanos se ven obligados a dejar a sus perros en el auto, lo que puede poner en riesgo al animal.

Esta vez fue una historia con final feliz, pero no olvidemos que nos debemos a ellos y como ellos, también debemos serles leales y velar por ellos. Estos maravillosos seres vivos tienen instintos que los impulsan a pertenecer a una unidad familiar y permanecer en ella incluso hasta la muerte, ya que el vínculo que une a un perro con un ser humano es similar al que se establece entre un padre y su hijo.

Comparte esta simpática historia con tus mejores amigos y tus familiares queridos. Ama a los animales y recuerda que ser responsable de una vida diferente siempre requerirá compromiso y trabajo, pero sobre todo, mucho amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!