Delfín salta a un bote en altamar y tiene un gesto de amor con un perro desprevenido

Si creías que el amor a primera vista era sólo una cuestión que les sucedía a las personas, debo decirte que estabas muy equivocado. Si no me crees sólo espera conocer la historia de una pareja fuera de serie.

Se trata de un atrevido delfín y un perrito algo recatado que parece haberse apenado ante el atrevido gesto de su nuevo pretendiente.

Estos animalitos fueron retratados por MacGillivray Freeman Films, una compañía que ha estado haciendo películas IMAX desde la década de los 70, sobre lugares salvajes.

Los voluntarios se encontraban grabando un par de imágenes sobre la vida marina como parte de la campaña One World, One Ocean. Esta campaña busca crear consciencia de la importancia que tiene restaurar los océanos y llevaros a un estado más salvaje y saludable.

Todo esto a través del poder que tiene el cine, la televisión y las redes sociales para inspirar y educar a las personas sobre la salud del océano.

Para estas personas ser testigos de ciertos actos tiernos y divertidos que hacen los animales puede llegar a ser común pero quedaron sorprendidos por la decisión del atrevido delfín.

Este amiguito simplemente saltó del mar y decidió plantarle un beso a uno de los dos perritos que acompañaban a parte del equipo de producción.

El asunto transcurre en cuestión de segundo y el perrito no tiene tiempo de reaccionar. Parece no haberle gustado mucho su pretendiente pero ya no había marcha atrás, el atrevido delfín lo había besado. 

Sabemos que los delfines son animales muy inteligentes pero parece que este en particular es además bastante astuto. 

La criatura sorprendió a todos con su arrebato y precisión. Además, después podemos verlo dando saltos sobre el mar y parece estar muy feliz este dulce enamorado.

El asunto fue algo realmente inédito y espontáneo y por fortuna quedó registrado en un vídeo que tenemos para ti con sólo darle click.

La grabación se ha vuelto viral, pues más de uno está encantado por la romántica escena. Aunque la verdad no creemos que al can le haya agradado mucho el beso. Así que esta historia muestra dos realidades y vale tomarla desde la perspectiva que más te agrade. Sin embargo, nosotros nos quedamos con la alegría y extraordinaria personalidad de esta criatura marina, ella sí que no sufre de inseguridad.

No te vayas sin compartir con tus amigos este divertido vídeo. Sólo esperamos que la actitud arrebatada del delfín no sea demasiado contagiosa.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!