Demi, la dulce gatita que ronroneó feliz al ser rescatada tras el difícil rechazo de su madre

En la naturaleza suceden cosas que resultan inexplicables y una de ellas marcó la vida de la pequeña Demi. Esta gatita fue rechazada por su madre y tras los numerosos intentos para que la aceptara, un alma buena la rescató y decidió convertirse en su protectora.

Demi consiguió un futuro mejor gracias a esa persona.Demi

Esta ternurita fue rescatada por Jami, una mujer de Arizona (Estados Unidos) que la encontró indefensa y decidió darle el amor que lamentablemente le negara su madre biológica.

Demi no estaba lista para sufrir tanto rechazo.

Hay quienes creen que las gatas sienten aversión hacia sus crías si una persona las toca, pero esto no está científicamente comprobado. Por ese motivo no podría decirse que esa sea la razón por la cual la mamita de Demi decidiera no criarlos a ella y a sus hermanitos.

La felina se perdió de compartir con su hermosa hija.

La cría fue encontrada con Jami y la mujer optó por socorrerlos pero al verlos tan pequeñitos la mujer pensó que lo mejor era que su mamita los sacará adelante e intentó entregárselos de vuelta.

Lastimosamente, la gata no quiso atenderlos y los pequeñines no resistieron la falta de calor y protección materna. Toda la camada perdió la vida, todos menos Demi.

Esta es una gatita guerrera.

Después de lo que había sucedido, Jami temía de que la gata tuviese el mismo desenlace que sus hermanitos y por esa razón decidió que no podía sacarla adelante sola. Para estar más segura de que todo resultara bien, la mujer se comunicó con los voluntarios de Jin’s Bottle Babies.

En el lugar la pusieron en contacto con Melissa, una voluntaria que estaba relativamente cerca de la casa de Jami y quien podría ayudarla con el caso.

¿Quién se negaría a ayudarla?

Decidida, la mujer condujo por casi una hora con Demi en una cajita y el temor de que la gatita no aguantara el viaje.

“No estaba segura de si la gatita, Demi, iba a lograrlo. Jami condujo una hora hasta mi casa, donde me hice cargo del cuidado de Demi”, confesó la propia Melissa.

En el momento en que la animalista y Jami se encontraron, la gatita tenía entre 7 y 8 días de nacida pero su peso era minúsculo. Sin embargo, en el hogar de Melissa la minina se animó a comer y devoró la porción que la mujer le había dado.

«Su primer día en cuidado de crianza fue mejor de lo que pensé. A Demi le encantó su peluche morado que ronronea cuando presionas el botón y comió sin problemas», dijo Melissa.

Parecía que la gata se sentía muy a gusto en el lugar y dos días después de estar al lado de Melissa, ya había ganado fuerzas, así que su vida no corría ya peligro alguno. Todos en la casa estaban contentos por su recuperación, pero además enamorados de la criatura.

“La personalidad de Demi es el sueño de un amante de los gatos. Ella quiere estar con su gente todo el tiempo. Está constantemente saliendo de su habitación para dormir con la ropa en mi armario», dijo Melissa entre risas.

Aunque la felina tiene varias camitas cómodas para descansar, ella prefiere hacerlo entre las prendas de vestir de sus papitos humanos.

Además, no es de extrañar que la gata escape de su corral y se cuele hasta los brazos de algún miembro de la familia. Los regazos vacíos son también otros de sus lugares favoritos. 

A la gatita le encanta sentir el calorcito de los padres adoptivos.

Pese al rechazo que sufrió con solo horas de nacida, la criatura salió adelante y ahora sorprende a todos no solo con su dulzura, sino con su voraz apetito.

«Le encanta sentarse en el regazo de sus humanos. Puede hablar y mantener una conversación. Tiene un apetito voraz para un cuerpo tan pequeño», dijo Melissa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de M. Carroll (@az_felinefosters)


Lo que no tiene de tamaño le sobra en personalidad. Ahora Demi crece tranquila al lado de su familia de acogida pero llegado el momento será puesta en la lista de adopción de la fundación. Melissa espera hallar a una persona amorosa que quiera cuidar de esta peludita para toda la vida.

Estas historias nos llenan de emoción pues en definitiva toda criatura merece una segunda oportunidad para vivir y ser feliz. Solo recuerda que tú también puedes ser dador de oportunidades en esta vida. ¡Adopta!