Ganso que se cree perrito y su amigo perro tienen una hilarante conversación

Un ganso y un perro han creando un gran vínculo tan hermoso que supera por mucho cualquier amistad entre otros animalitos. Ellos, sin importar lo diferentes que son, han logrado acoplarse perfectamente y dar paso a una de las amistades más extrañas y tiernas que podamos presenciar.

Esta es la historia de Tony, un ganso que fue incubado por una gallina tras ser abandonado siendo tan solo un huevo; y William, un adorable perrito que se convirtió en su mayor inspiración.

Es bien sabido que los perros al ser sociables por naturaleza es mucho más fácil para ellos asimilar la presencia de otra mascota en el hogar, así que cuando llegó Tony, nuestro amigo peludo de cuatro patas estuvo muy receptivo.

Un ganso y un perro protagonizaron una hilarante conversación.

ganso

Desde el momento en que Tony nació tuvo contacto directo con unos perritos, especialmente con William, con quien disfruta pasar gran parte del tiempo. Tony fue creciendo y se convirtió en una especie de guardián, tanto así que en ocasiones cree que es un perro y disfruta serlo.

Los gansos se caracterizan por su alto grado de lealtad.

Si bien el ganso no es oficialmente el protector de la granja, tiene algunas habilidades que lo hacen el guardián perfecto. Según estudios, el agudo graznido de los gansos puede alertar de cualquier peligro a su familia, son animales muy protectores, algo que aumenta en la temporada de apareamiento y eclosión.

Su visión es superior al de las personas y pueden detectar posibles depredadores, también pueden ser muy agresivos si se sienten amenazados. Estas habilidades hacen que muchos los consideren como grandes guardianes.

Los gansos son instintivamente muy protectores.

Desde el primer momento, este dulce ganso conquistó el corazón de su madre humana adoptiva, para ella no hay distinción alguna entre su familia y los animalitos.

Su amor por los peludos es tan grande que incluso celebra sus cumpleaños, así que cuando Tony cumplió años no podía pasar por alto una fecha tan especial y decidió sorprenderlo con un pastel de cumpleaños.

Un travieso ganso que le encanta imitar a su amigo perruno.

Tony celebró su primer cumpleaños junto al resto de los animales que viven en la granja. Al respecto su dueña comentó:

“Es difícil creer que en este día, hace un año, Dot eclosionó de una pequeña bola amarilla de pelusa que podía caber en la palma de mi mano, ahora se ha transformado en este gran chico guapo”.

Este hermoso ganso no solo se ha convertido en el fiel protector de toda su diversa y amplia manada. Además de sus amigos caninos comparte con un loro llamado Eggboi, una cacatúa llamada Yaga, y dos hermosos caballos, Henry y Jay, y Dot. La gallina que lo ayudó a salir de su caparazón.

También ama tener conversaciones con su  gran amigo William, algo que los hace realmente tiernos.

La hilarante conversación emociona a todos los amantes de los animales.

A través de un video compartido en redes se puede ver al ganso uniéndose a William respondiéndole con adorables graznidos cada vez que el perro ladra. Si bien la madre del ganso no comprende el gran vínculo que se formó entre estos dos animalitos, la hace muy feliz ver sus interacciones y comunicándose a su manera.

Su curiosa y extrovertida personalidad hace que todos se derritan ante su presencia. La madre de Tony agregó:

“Él es el guardaespaldas personal de Dot, amigo de los perros, destructor de regaderas y un sanador de corazones rotos con su energía y empatía”.

Tony se ha convertido en el mejor amigo y guardián de todos los que lo rodean. Aves, caballos y perros han logrado encontrar el equilibrio perfecto para compartir y hacer una pequeña manada tan diferente y divertida donde todos son importantes y tienen algo que los hace especiales.

Sigamos apostando por un mundo donde reine el amor y respeto por todas la criaturas vivientes sin importar su especie.