Descorazonador – La historia de Flavia, la elefanta más triste del mundo

Que te separen de tu familia a los 3 años de edad para encerrarte en una fría y solitaria jaula, no debe ser nada agradable. Ésta es la historia de Flavia, la elefante considerada como “la elefanta más triste del mundo”.

Flavia ha estado en el zoológico de Córdoba durante 40 largos años, paseándose sola por su jaula. Se sabe que los elefantes son animales bastante sociables, cuando están en  libertad viven en grandes manadas y desarrollan fuertes vínculos familiares y  emocionales; sin embargo, la vida en cautiverio es soledad, los pocos contactos que tienen son los humanos, que van a llevarle su comida del día y nada más.

En  los ojos de Flavia solo se ve una profunda tristeza y depresión; por esta razón, el partido animalista PACMA, ha grabado a los animales del Zoológico de Córdoba donde se puede visualizar a los animales con secuelas de ansiedad provocada por la soledad. PACMA se ha comprometido a realzar la campaña para salvar a Flavia y todos los demás animales en cautiverio con la campaña llamada “Ley Cero”, que aprueba la prohibición total de cualquier forma de maltrato a los animales.

Además, el partido animalista publicará en los próximos días la historia de un orangután huérfano del Zoológico de Madrid, y de otros animales más que han desarrollado estereotipias y otros trastornos psicológicos, derivados del encarcelamiento, la falta de espacio y la imposibilidad de comportarse como lo harían en su entorno natural.

Esta organización pretende con la llamada “Ley Cero” desaparecer el encarcelamiento de animales, impidiendo que puedan adquirirse nuevos ejemplares o que se continúen criando en cautividad en todos los zoológicos del país. También como parte de la solicitud está la prohibición de todos los festejos taurinos y el cierre de los zoos y circos del país.

El objetivo de esta campaña es reconvertir los zoológicos en “centros de recuperación y rescate, cuyo objetivo sea la reintroducción de animales en sus hábitats naturales y, en los casos en que no sea posible, mantenerlos en las mejores condiciones”, afirma un vocero de PACMA.

PACMA

Nosotros podemos ayudar a Flavia, solo digamos NO al maltrato animal; que los animales no hablen no significa que no sientan porque salvar a un animal no cambiará al mundo, pero si cambiará el mundo de ese animal. Solidarízate con aquellos que viven en pequeños recintos en cautiverio y no seas parte del maltrato.

En este video PACMA te cuenta la triste historia de Flavia.

¡Comparte esta lamentable noticia con tus amigos para concientizar más sobre los animales deprimidos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!