Descubre a su perro negro perdido corriendo en el campo a 10 km de su casa, pero no estaba solo

Cuando un perro se pierde, su familia puede experimentar momentos de verdadera angustia y desolación. Más aún si se trata de un animalito activo y curioso, como son los labradores. Verdaderamente, encontrarlos puede ser una odisea y hasta que no vuelven a los brazos de sus dueños, ellos no pueden respirar en paz.

Sin embargo, incluso en medio de esa desesperación para sus dueños, los animales tienen el lado más tierno y divertido. Y el otro lado de la historia desde su perspectiva, puede dejarnos en sonrisa permanente.

perro

Es lo que sucedió con un adorable perro labrador, que junto a las nuevas amistades que hizo cuando todo el mundo lo buscaba, ha enternecido al mundo.

Este es Bo, un dulce perro que ama la naturaleza, pero sobre todo tener muchos amigos.

perro

Sus dueños lo adoran y es por eso que cuando no lo encontraron por ningún lado, se llenaron de angustia.

La familia de Bo, los Krier, viven en Kansas, Estados Unidos, en una amplia propiedad donde puede correr a sus anchas. Pero el pequeño aventurero decidió salir a explorar los terrenos sin avisar a sus preocupados padres.

El paseo se prolongó más de la cuenta, pero nunca imaginaron que su perro les daría la sorpresa de su vida

«Lo habíamos estado buscando sin parar», dijo Laura Krier, la dueña de Bo.

Toda la familia estaba naturalmente desesperada…

Al día siguiente les dijeron que habían visto a un perro de las características de Bo jugando en un campo a 10 kilómetros de su casa. Entonces, rápidamente el marido de Laura fue con su camioneta para ver si se trataba de su amado Bo y con suerte, llevárselo a casa.

Enseguida pudo verlo a lo lejos y le volvió el aliento al descubrir que sí se trataba de su perro.

¡Lo había encontrado!

Mientras pensaba que debía reprenderlo y enseñarle a no irse sin avisar, se dio cuenta de algo que lo dejó sin palabras.

El travieso Bo no estaba solo y no estaba precisamente triste de haberse separado de su familia… ¡Estaba más que acompañado!

Al parecer, el nuevo par de amigos se había unido a la aventura de explorar. Pero lo que no sabía su dueño era de dónde salieron estos pequeños. ¡Pronto lo descubriría!

En este video se puede ver el momento en que Bo es encontrado junto a sus peculiares amigos:.

 

Fue una imagen icónica y emocionante ver a estas 3 almitas inocentes jugando y disfrutando de la naturaleza

Se trataba de otro perro de nombre Ozzy y una cabra llamada Libby, que pertenecían a la familia Huggans, unos vecinos cercanos de los Kriers.

Resulta que Shawna Huggans, dueña de Ozzy y Libby, había estado padeciendo la misma angustia de que sus mascotas estaban desaparecidas.

¡Qué extraña coincidencia! Lo que todavía no se sabe es quién fue el líder del plan de escaparse de su casa, pero finalmente los 3 se encontraron para su cometido y disfrutaron como nadie en su aventura de explorar.

Lo más divertido fue cuando el dueño de Bo le dijo a su perro que subiera al auto, enseguida Ozzy y Libby hicieron lo mismo sin decir ni hola.

«Fue una de esas historias que les cuentas a tus familiares y amigos y no te creen», dijo Krier. «Pero luego ves el video y sabes que realmente sucedió».

¡Era como si el servicio de Uber hubiera llegado por ellos!

«Es gracioso. Bo está loco, está lleno de energía y siempre está dispuesto a hacer algo. Es lo más dulce que hay. Lo que sí no me queda claro es quién ideó la aventura, pero de que son amigos, eso es seguro», concluyó.

Nos alegramos que estos traviesos amigos hayan regresado con sus respectivas familias sanos y salvos. Y ojalá la próxima vez decidan reportarse antes de dar un susto a sus dueños.

Es una hermosa historia que nos recuerda el grandioso don de la amistad y las incontables sorpresas y lecciones que nos pueden dar los animales.