Perrita se escabulle de su perrera para consolar a 2 cachorritos

El instinto materno de Maggie, una perrita pastor australiana de Alberta, Canadá, la motivó a buscar la manera de salir de su perrera para intentar consolar a dos cachorritos que lloraban al pasar la primera noche en el refugio.

Maggie está pasando una breve estadía en Barkers Pet Motel and Grooming, una sede que funciona como internado, y en ocasiones acepta perros adoptivos de las sociedades de rescate locales cuando no hay suficientes hogares adoptivos disponibles, así fue como la pareja de cachorritos llegarón a las instalaciones.

Perrita escapa de su perrera para consolar a dos cachorros que lloraban.

perrita

La inteligente perrita logró escapar de su perrera para consolar a dos inquietos cachorritos en su primera noche en el refugio. Los cachorros tenían cerca de nueve semanas cuando fueron recibidos por Barkers Pet Motel quienes están haciendo lo posible por encontrarles un hogar amoroso para siempre.

Si bien los perritos estaban en buenas manos, se sentían solos y vulnerables por lo que manifestaron su miedo con constantes ladridos y agitados movimientos dentro de su perrera.

Pero Maggie sabía cómo calmarlos así que no dudó en actuar para intentar consolarlos. La perrita acaba de destetar a su propia camada tan solo unas semanas antes, al escuchar el llanto de los cachorros sus instintos maternos se aceleraron.

La perrita estaba al frente de la perrera de los cachorritos temerosos

La conducta protectora de la perrita fue registrada en video, el personal al ver las imágenes no pudo evitar sorprenderse al contemplar una de las escenas más emotivas que hayan presenciado. Alex Aldred, miembro del personal comentó al respecto:

“Nunca lo habíamos visto antes, donde un perro se escabulle hacia algunos cachorros y está tan emocionado de verlos”.

La dueña del refugio, Sandi Aldred, fue la primera en ver la escena. Aldred usa su teléfono como una forma de controlar las instalaciones a través de las cámaras de seguridad, cuando estaba en una cena familiar decidió observar a los perritos y se encontró a Maggie intentando calmar a los cachorros.

Si bien se desconoce cómo Maggie logró escapar de su propio perrera, el video deja evidencia de cómo corre hacia los cachorritos para olerlos, lamerlos y finalmente acostarse junto a ellos a través de la puerta. Sandi comentó al respecto:

“La vimos en las cámara y ella dio la vuelta y encontró su habitación. Ella les prestó mucha atención y se podía ver a su pequeña cola moviéndose.

Ella hacia una pequeña reverencia y los empujaba a través de la puerta de malla de su habitación. Simplemente decidió que allí era donde se iba a quedar hasta que fuéramos a buscarla. Fue muy dulce. Solo tenía que estar con esos cachorros”.

Al terminar la cena familiar, Sandi regresó al refugio y se encontró a la dulce Maggie cuidando de los cachorritos como si se trataran de sus propias crías.

La perrita salió corriendo a recibirla y la llevó a la perrera como indicándole que quería conocer a los cachorritos. Sandi la dejó entrar a la perrera de los cachorros y de manera inmediata crearon un fuerte vínculo.

“Estaban todos tan felices de estar juntos. Ella los acariciaba con mucha suavidad y los empujaba, y luego se acostó y dejó que la abrazaran.

Los cachorros la necesitaban y ella los necesitaba a ellos. Fue bastante perfecto”, dijo Sandi.

Maggie pasó la noche con los cachorritos y al día siguiente cuando el personal hacía la revisión los encontró a todos abrazados.

Aunque la perrita solo estaba de paso por el refugio, Sandi se aseguró de decirle a sus padres adoptivos lo atenta y dulce que es la peludita que tienen en casa.

Los cachorritos por su parte, aún están en el refugio, no han sido adoptados oficialmente pero algunos miembros del personal no han podido resistirse a tanta ternura. Al respecto Sandi comentó:

“Nuestro personal se ha enamorado de ellos, así que algunos los llevarán a casa por las tardes y los dejarán pasar un buen rato. Tendrán un ambiente hogareño para pasar la noche”.

perrita

Gracias al amor incondicional de Maggie, unos cachorritos lograron pasar una dulce noche y dejaron sus miedos atrás. Ahora están disfrutando de un presente lleno de amor donde la felicidad los acompañará siempre.

Sin duda, nada como el instinto materno para ayudar a aplacar esos miedos. Bien hecho, Maggie.