Descubren ejemplares de una raza de perro que se creía extinta desde hace 50 años

En el mundo existen más de 340 razas de perros y quizás para algunos es imposible pensar que el mejor amigo del hombre pudiese llegar a extinguirse. No obstante, la realidad es muy diferente y por ese motivo el hallazgo de unos científicos acerca de este tema tiene a toda la comunidad celebrando.

Algunos ejemplares ya han desaparecido del planeta.

En el 2018 se descubrió una manada de perros que vivían libremente en unas colinas de Indonesia. Estos amiguitos andaban libres por el lugar y el hombre que los divisó se sorprendió al escuchar sus particulares ladridos.

En un primer instante esa persona no lo sabía, pero se trataba de ejemplares de los perros cantores de Nueva Guinea, una raza que se creía extinta de la naturaleza desde hace más de 50 años.

Los humanos se equivocaron, estas bellezas aún están en este mundo.

Un equipo de la Universidad de Papúa Nueva Guinea viajó a Puncak Jaya, la cumbre montañosa en Papua, Indonesia, en la que fue vista la manada y comprobaron la existencia de al menos 15 perros.

Para ese momento, los únicos perros cantores de los cuales se tenían conocimiento vivían en cautiverio, en un intento por no dejar desaparecer de un todo esta raza.

Estos amigos producen unos sonidos particulares.

Los perros cantores son conocidos por los sonidos armónicos que producen con sus agudos ladridos y aullidos.

Tras algunos estudios de ADN se reveló que esa manada salvaje que hace vida en las colinas de Indonesia coincide en un 99% con el pequeño grupo de 300 perros cantores que viven actualmente de forma doméstica en centros de conservación. 

Perros cantores en su estado salvaje.

La investigación también reveló que estos perros son los predecesores directos de una raza más antigua y rara conocida como Highland Wild Dogs. 

“Encontramos que los perros cantores de Nueva Guinea y los perros salvajes de las tierras altas tienen secuencias genómicas muy similares, mucho más cercanas entre sí que a cualquier otro cánido conocido”, dijo Heidi Parker, quien dirigió los análisis genómicos de este estudio

El perro cantante de Nueva Guinea se estudió por primera vez en 1.897 y su particular sonorización era descrita como ‘aullido de lobo con matices de canto de ballena’. Por un tiempo se creyó que la raza se había perdido tras los cruces realizados durante su domesticación y con ellos su particular canto.

Ahora sabemos que los humanos nos habíamos equivocado.

Los biólogos conservacionistas creen que este descubrimiento es una oportunidad para la salvación de la raza.

Ahora consideran que la crianza de estos ejemplares salvajes junto a los que llevan una vida en cautiverio ayudará a expandir el número de perros cantores que actualmente se tiene sobre el planeta. Aunque esta medida podría representar un acto de maltrato.

Sin duda, la existencia de esta raza en condiciones salvajes es algo digno de celebrar, pero esperamos que los intereses humanos no la destruyan, comparte esta noticia y déjanos conocer tu opinión.