Un canguro acaricia el cuerpo de su compañera fallecida por la imprudencia de un ser humano

Las fotografías nos dan la oportunidad de recordar siempre esos momentos que forman parte de nuestra vida, y también nos permiten ser testigos de las vivencias de otros.

Esta historia nos muestra una emotiva foto que habla por sí sola. Se trata de un canguro que tiene una expresión de profunda tristeza y desconcierto en sus ojos mientras permanece junto al cuerpo de su compañera que está tendida en el suelo.

Es evidente que este animal está muy afligido mientras abraza a su amiga marsupial, quien aparentemente fue atropellada por un automóvil.

Este desgarrador suceso no solo dejó sin vida a esta madre canguro, sino que también le arrebató la oportunidad de crecer y conocer la felicidad a su cría de seis meses.

Realmente los detalles que se conocen de este lamentable accidente son muy pocos, se presume que el conductor que los arrolló los dio por muertos y se dio a la fuga sin mirar atrás.

La imagen que muestra al canguro macho llorando la muerte de su compañera fue captada en en Victoria’s Yarra Glen cuando los rescatadores de la vida silvestre de Vicki Lloyd-Smith y Pam Roxon acudieron al lugar.

Los rescatitas sacaron al pequeño bebé con la esperanza de salvarlo, pero desafortunadamente murió.

La señora Lloyd-Smith y la señora Roxon de Vicki Lloyd-Smith y Pam Roxon tomaron la fotografía que le ha dado la vuelta al mundo para ayuda a crear conciencia sobre el cuidado y la protección de los animales.

En ella se ve claramente que el canguro tiene el alma llena de dolor por su compañera atropellada y su bebé.

La madre canguro y su hijo de seis meses fueron atropellados por un automóvil y dados por muertos en Yarra Glen, a unos 40 kilómetros al noreste de Melbourne.

Los rescatistas publicaron la imagen para mostrar la compasión y el dolor de los canguros cuando pierden un compañero o un bebé.

Todo el que piensa que estos animales no sienten ni padecen están equivocados. La presidenta de la Sociedad Australiana de Canguros, Nikki Sutterby, confirmó que los marsupiales son sensibles y se preocupan mucho por su familia. 

“Estos animales son cuidadores por naturaleza y protegen activamente su familia, mostrando profunda lealtad, afecto, angustia y dolor cuando muere alguno de ellos”, dijo Nikki.

El canguro acariciando el cuerpo de su compañera sin vida nos muestra la parte más cruda de la triste realidad que viven muchos animales maltratados por la negligencia e inconsciencia de algunos seres humanos. Comparte esta trágica noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!