La cuidadora de Júpiter, fallecido en un zoo, llora indignada tras recibir en bolsas sus cenizas

Los animales salvajes han sido usados por mucho tiempo como simple objeto de atracción y diversión. Pero muchos se han ganado el corazón de las personas, como un león en Colombia, su cuidadora sufrió desconsoladamente al recibir sus restos de la forma más desconsiderada.

Su amor era incondicional

Ana Julia Torres es una ambientalista colombiana que ha dedicado su vida a la protección de los animales. Supo que un pequeño león había nacido en Cali, de una leona que formaba parte del espectáculo de un circo itinerante y realizó todos los trámites para tenerlo. Puedes leer toda su lamentable historia aquí.

Lo logró y lo llevó consigo al parque Villa Lorena que estaba a su cargo, allí le prestaron los mejores cuidados y atenciones. La mujer le dio todo su amor, era hermoso verlo jugar con su humana como si se tratara de una madre con su niño pequeño, realmente se adoraban.

Pero el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente le quitó la custodia aduciendo que el animal corría riesgos en ese lugar. Y en marzo de 2019, Zooparque Los Caimanes, ubicado en el municipio de Buenavista, pasó a estar a cargo de Júpiter.

La salud del felino se afectó durante ese tiempo, era notable el avanzado estado de deterioro que sufrió, y falleció el pasado 18 de marzo. Ana Julia ha expresado públicamente su inconformidad por el proceso llevado a cabo por parte de las autoridades que atendieron el caso.

Tuvo que soportar el dolor de recibir los restos cremados de su amado león en dos bolsas plásticas. Ella quería realizarle nuevos estudios y así determinar con exactitud la causa de su defunción. Se merecía ser despedido con dignidad, pero no pudo ser posible a pesar de todos sus esfuerzos.

“Me siento ofendida, agredida y violentada en mis derechos. Cremaron a Júpiter y no me avisaron. Por qué no me lo dejaron enterrar si yo se lo pedí a la Fiscalía. Como madre quería darle el último adiós, solo me dieron dos bolsas de ceniza”, dijo la indignada y triste mujer.

El caso se hizo conocido y el personal de El DAGMA a través de un comunicado, defendió el proceso realizado; y dijo que Júpiter sufrió un fallo multisistémico producto de una cardiopatía, enfermedad renal crónica, y un cáncer multicéntrico con daño hepático crónico.

“El procedimiento se realizó acorde a los protocolos sanitariosambientales y siguiendo los lineamientos de la Fiscalía”, aseguró Óscar Villani, director del Dagma.

Ninguna de las explicaciones dadas convence a la dolida cuidadora. Y aunque nada devolverá la vida del felino, está firme en su decisión de seguir adelante con el caso, hasta tanto no esté segura de lo que realmente condujo a la muerte del animal.

“Puede que haya muerto porque tenía cáncer, que tenía de todo. Pero yo quería hasta las últimas consecuencias mirar qué había podido haber pasado. La investigación apenas está empezando y Júpiter no puede haber muerto y quedado todo así”, expresó la cuidadora

¡Fuiste un ser grandioso Júpiter!

Entregan restos del león Júpiter

Entregaron los restos de Júpiter, el león más querido de Colombia – https://buff.ly/32xLc3C

Publicada por Noticias Caracol en Domingo, 19 de julio de 2020

 

Mientras tanto, Júpiter descansa lejos de personas desconsideradas que no saben valorar a seres tan maravillosos. Siempre te recordaremos.

No dejes de compartir esta conmovedora historia con todos tus amigos y conocidos, es hora de que seamos más empáticos y respetuosos con los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!