Después de 12 años extrañando cada día a su perrita perdida aparece para devolverle la sonrisa

Mucha tinta ha corrido en estas notas, y nunca nos cansaremos de derramarla hablando acerca de lo que una mascota significa en la vida de los seres humanos.

Es un miembro fundamental del núcleo familiar cuya felicidad y bienestar depende en gran medida de nosotros, así como nosotros también le debemos mucho de nuestra felicidad y alegría al amor incondicional que estos preciosos seres nos regalan a diario.

Obviamente, nuestro mayor temor como humanos de una mascota es que a este le suceda algo malo, o peor aún, se nos pierda de vista y no la volvamos a ver más. Esto fue lo que vivió nuestra protagonista Katheryn Strang, quien extravió a su amada perrita hace doce años atrás, y quien jamás perdió la esperanza de encontrarla viva a pesar del tiempo.

Dutchess

Y sí, muchas veces la fe y la voluntad son forjadoras de situaciones milagrosas, tanto que después de tantos años, la perrita llamada Dutchess fue encontrada en Pittsburgh, Pennsylvania, a 1.818 kilómetros de distancia de su hogar en Florida.

La perrita fox terrier miniatura, que hoy tiene 14 años, temblaba de hambre y frío y de inmediato fue trasladada a la organización Humane Animal Rescue, donde el personal pudo localizar un microchip y rastrear a sus humanos hasta Boca Raton, Florida.

“Creí que era una broma de mal gusto, al principio, pero cuando me di cuenta de que era cierto no lo podía creer. ¡Después de 12 años, Dutchess apareció!, expresó Strang.

Aparentemente el pequeño hijo de Strang abrió la puerta de su casa hace doce años y el animalito se escapó para nunca más regresar, desde entonces, la familia tuvo que resignarse a la idea de que había sido robada o incluso arrollada por un automóvil.

Sin embargo, Katheryn nunca cedió en su empeño de encontrar a su Duquesa. Visitó albergues a diario, colocó anuncios de la desaparición en las paredes, pero, sobre todo, nunca dejó de pagar la cuota anual del microchip, así como de actualizar su información de contacto cada vez que se mudaba. Esto fue de gran ayuda para lograr lo que parecía imposible: encontrar a su querida perrita perdida.

Al final, mientras humana y mascota se fundían en un cálido y tierno abrazo, Katheryn, en un gesto de una madre que acaba de salir de una pesadilla, parecía decirle a Dutchess al oído: hija mía, mi preciosa, ahora estamos juntas.

Hemos visto cómo la desaparición de mascotas es, desafortunadamente, un hecho bastante frecuente y no excluye especies. Sin embargo, hoy en día las nuevas tecnologías pueden contribuir al reencuentro con nuestro animal perdido.

Mientras besaba y abrazaba a su mascota perdida hacía tantos años, susurró a la perrita: “¿En dónde has estado?”.

Katheryn y Dutchess finalmente están juntas gracias a la perseverancia de mamá

Las mascotas son como nuestros bebés, pero a pesar de lo que te puedan decir para evitar futuras desapariciones, lo más importante es como nuestra protagonista, nunca rendirse, pues siempre cabe la posibilidad de que se produzca una llamada esperanzadora que permita el reencuentro con nuestro querido animalito perdido.

Comparte esta hermosa historia y este final feliz con tus seres queridos y reencuéntrate con los que hace tiempo no ves. Solo la unión, la esperanza, la concordia, hacen la fuerza para superar los obstáculos que la vida nos propone.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!