La policía intercepta un auto conducido negligentemente y encuentra a una perrita al volante

Heather Axtman es una oficial que lleva muchos años de experiencia y que se ha topado con miles de excusas cuando realiza alguna detención. Sin embargo, quedó en shock cuando logró detener a alguien cuyo auto parecía fuera de control y le aseguró que estaba dando clases de conducir a su mascota.

Todo sucedió en el estado de Washington en los Estados Unidos.

La situación comenzó cuando las autoridades recibieron múltiples llamadas. Al parecer se trataba de alguien que ya había chocado al menos en dos ocasiones y en ninguna se detuvo para evaluar los daños.

El hombre siguió conduciendo a toda velocidad y los testigos del lugar no hacían más que temer que todo resultara en una tragedia.

“Estaba conduciendo fatal. Hacía tantos desastres que no paraban de llegar las llamadas al 911 denunciando lo sucedido”, dijo Axtman.

De inmediato, las autoridades comenzaron a perseguirlo y les tomó algo de tiempo lograr arrinconar al sospechoso.

Mientras intentaban detenerlo, uno de los oficiales vio algo tan extraño que pensó que sus ojos lo estaban engañando: había un perrito al volante. En efecto, una vez que lograron acorralar al sospechoso, una hermosa perrita de raza pitbull se encontraba sentada en el asiento del conductor.

El auto llegó a más de 160 kilómetros por hora.

El dueño de la perrita aseguró que estaba enseñándole cómo conducir. De inmediato, los trasladaron a la comisaría y ahora se encuentra recibiendo cargos por conducir irresponsablemente, así como también chocar y huir en múltiples ocasiones. Heather Axtman, la encargada del caso, no salía del shock por haber escuchado una excusa tan extraña.

“Llevo más de 12 años en este trabajo y jamás escuché algo así. Jamás imaginé que podrían inventar algo como tener que enseñar a conducir al perro”, declaró Axtman.

La perrita resultó ser sumamente tierna y amorosa. No hizo más que dar besos y cariño a todos los oficiales que conoció. Le dieron algo de comida y luego la llevaron a un refugio en donde velarán por ella y la ayudarán a comenzar una nueva vida.

El dueño del perro estaba bajo los efectos del alcohol.

Las acciones de este hombre fueron verdaderamente irresponsables. No sólo dejó en riesgo la vida de  muchas personas en su camino, sino también la de esta hermosa pitbull que se encontraba verdaderamente confundida.

Esperamos que la perrita reciba los cuidados que necesita y consiga una nueva familia que le brinde todo el amor del mundo.

¿Alguna vez habías escuchado una historia tan extraña como esta? No dudes esta nota que ha dejado a muchos completamente atónitos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!