Detienen a una mujer que fue grabada golpeando y ahogando a su perro en un estacionamiento

Michelle A. Siaber, de 26 años, fue detenida mientras golpeaba y ahogaba a su perro en un estacionamiento de Florida, Estados Unidos. El vídeo se difundió en las redes sociales causando una ola de indignación entre los usuarios que condenaban su comportamiento.

En las escenas se ve cómo la mujer golpea al animal y lo ahoga con la correa, un vecino que fue testigo del acto de maltrato se encargó de grabar con su teléfono móvil.

Gracias a la prueba audiovisual las autoridades policiales que respondieron a la denuncia lograron identificar a la mujer y arrestarla.

Cuando Michelle fue sorprendida por la cámara de su vecino, estaba en un aparcamiento ubicado detrás de una bodega familiar, ella caminaba con el perro atado a su lado.

Lo primero que hace es propinarle una patada y después lo ahorca tirando de la correa. Mientras tanto, el animal, con miedo, se muestra ansioso e incluso sufre arcadas tras el ahogamiento.

El hombre que filmó el acto de maltrato fue identificado como Vincent Minutello, quien le reclamó la agresión a Michelle diciéndole: “Lo estás asfixiando, estás ahorcando a tu perro”, a lo que ella respondió para justificarse: “No lo estoy ahorcando”.

Definitivamente su argumento no resultó válido, sí estaba ahogando al perro quien estuvo en grave peligro cuando ella tiraba de la correa que tenía él alrededor de su cuello.

Afortunadamente la policía logró dar con su paradero y actualmente está detenida y acusada por crueldad animal grave.

Según las declaraciones de la policía a los medios de comunicación, la trasladaron a la cárcel del condado de Pinellas, el perro quedó bajo la custodia de un centro especializado de atención de animales.

Michell declaró ante la policía asegurando que sus acciones estuvieron motivadas a un proceso de entrenamiento.

Estaba entrenando al perro y por eso llevaba puesto un collar estrangulador”, dijo la mujer acusada.

Efectivamente el animal tenía un tipo de collar que tiene la parte final regulable logrando apretar el cuello y asfixiándolo. No hay justificación alguna para maltratar a un animal. 

Las personas que son capaces de arremeter contra una mascota, un ser vivo vulnerable, dependiente e inocente, representan un riesgo para la sociedad. Su falta de empatía y su insensibilidad pueden ser indicios de rasgos psicóticos muy peligrosos, así como arremeten contra un animal lo podrían hacer contra un ser humano.

Por eso es tan importante denunciar alzando la voz como lo hizo el vecino de Michelle, sino fuera por su acusación, el acto de maltrato que esta desalmada mujer cometió estaría impune y su pobre perrito seguiría condenado a sufrir.

Comparte este estremecedor caso instando a todos a denunciar cualquier agresión contra un animal. Esperamos que este perrito pueda conocer el amor y protección de una familia que sí sea capaz de asumir el compromiso de cuidarlo hasta su último suspiro.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!