Detienen a dos perritos y a su dueña por jugar en una fuente pública para refrescarse del calor

La Ciudad de México está viviendo una fuerte ola de calor, y como es normal personas y animales buscan refrescarse a como dé lugar. Por desgracia, a dos perritos y a su humana les salió contraproducente jugar en la fuente en una de las alcaldías de la ciudad, y fueron remitidos ante las autoridades.

Hace poco circuló en redes sociales un video donde se ve a una chica y a dos golden retriver subirse a una patrulla, esto después de que los policías dueños de la unidad consideraran que infringieron la ley al jugar juntos en una fuente.

El video fue grabado por la pareja de la chica, a quien no se le permitió acompañarla bajo el argumento de que “la patrulla no es taxi”, así que el joven no pudo más que grabar la escena que, para él y para muchas otras personas, resulta un tanto ridícula.

“Muy rudos con los perritos y con su humana, ojalá que así actuaran contra los maleantes”, comentó un molesto internauta.

Los policías señalan que los implicados cometieron una falta cívica, ya que uno de los artículos de la ley de dicha ciudad declara que poseer un animal sin adoptar las medidas de higiene necesarias, como olores desagradables o plagas que molesten a los vecinos, será considerada una falta cívica.

Algo muy curioso es que habitantes señalan que las fuentes de los parques de dicha ciudad no siempre están en óptimas condiciones para realmente hacer tanto revuelo por que los perritos se hayan metido a remojar sus patitas.

En el video puede notarse el sentimiento de impotencia por parte de la familia amante de los animales

“Seguramente el agua de la fuente está más sucia que los pobres perritos, ojalá que la humana los bañe cuando regresen a su casa”, comentó un internauta, burlándose de la situación.

Probablemente sea una buena idea que dicha ciudad se ponga como propósito implementar más parques y fuentes en las que los perritos sí tengan el derecho de meterse y de disfrutar un rato agradable, sin terminar siendo remitidos a las autoridades.

La pobre mujer tuvo que cargar a sus perritos para subirlos a la patrulla

El gesto de los perritos es realmente triste, seguramente no entendían lo que sucedía y no sabían por qué habían interrumpido su hora de juego.

“Con este calor que está haciendo, hasta la gente se quiere meter a las fuentes. ¡Pobres perritos, ellos no saben de leyes!”, comentó otro internauta.

El Universal

Pese a lo absurdo de la situación, la mujer y los dos perritos tuvieron que permanecer 13 horas bajo arresto. Pero, ellos saben que no lastimaron a nadie y que tan solo estaban pasando un buen rato en familia. Esperemos que pronto puedan dejar atrás el amargo momento.

Comparte esta historia con todos tus amigos para que muchas personas se enteren de lo sucedido y no les pase algo similar, por el hecho de querer disfrutar un agradable momento con sus queridas mascotas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!